La chef venezolana di Giacobbe gana el Basque Culinary con su chocolate

Los 100.000 euros de este premio serán para un proyecto que mejore la sociedad a través de la cocina

El galardón se crea para reconocer iniciativas en las que se usa la gastronomía como motor de cambio social

La chef ha logrado articular una red de educación y desarrollo en zonas rurales productoras del cacao criollo

cultura

| 11.07.2016 - 17:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La venezolana María Fernanda di Giacobbe, gran promotora del chocolate de su país, ha ganado el primer Basque Culinary World Prize por sus proyectos con los que ha logrado articular una red de educación, investigación y desarrollo en las comunidades rurales productoras del cacao criollo.

Di Giacobbe recibirá 100.000 euros por este galardón, instituido por el Gobierno Vasco y el Basque Culinary Center (BCC) de San Sebastián para reconocer iniciativas en las que se utiliza la gastronomía como motor de cambio social.

El nombre de la galardonada, elegida entre una veintena de finalistas, ha sido dado a conocer en el Museo Balenciaga de Getaria (Gipuzkoa), en un acto al que han asistido cocineros reconocidos mundialmente, que han formado parte del jurado.

DINERO “TRASNFORMADOR”

La chef e investigadora venezolana, que deberá destinar este dinero a un proyecto "transformador" de su elección, no se encontraba hoy en Getaria, El premio lo recogerá el día 8 de septiembre en una gala que tendrá lugar en la capital guipuzcoana.

Di Giacobbe ha impulsado el trabajo en torno al cacao criollo "como fuente de identidad, cultura y riqueza económica" y además se ha empeñado en brindar oportunidades a mujeres "en situación de vulnerabilidad económica", a las que "capacita y convierte en microempresarias del chocolate", según ha destacado el jurado.

Joan Roca ha ejercido de presidente de ese jurado, que han integrado, entre otros, cocineros como Ferrán Adriá, Dominique Creenn (Estados Unidos), Heston Blumenthal (Reino Unido), Massimo Bottura (Italia), Yoshihiro Narisawa (Japón) y Enrique Olvera (México).

Cristina Franchini, experta en Ley Internacional y Acción Humanitaria, y miembro del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) también ha participado en las deliberaciones junto a la autora de "Como agua para chocolate", la escritora mexicana Laura Esquivel.

Di Giacobbe se ha impuesto a profesionales como su compatriota Michelangelo Cestari, los españoles José Andrés, Ángel León, Carlos Zamora y Nani Moré, los mexicanos Alicia Gironella y Gabriel Garza,la colombiana Leonor Espinosa, al brasileño David Hetz, el chileno Rodolfo Guzmán, la estadounidense Ann Cooper y a otros nombres de países como Canadá y Sudáfrica vinculados a proyectos que muestran el poder solidario que se esconde muchas veces tras los fogones.

El director del BCC, Joxe Mari Aizega, ha destacado este premio como una propuesta "central" de este centro de la Universidad de Mondragón, con el que quieren mostrar que la gastronomía "puede contribuir también al desarrollo económico y social".

"Eso es lo que queremos promover y celebrar", ha subrayado Aizega, cuyo mensaje ha sido ratificado por Heston Blumenthal y Massimo Bottura, que han precedido a Joan Roca en el turno de intervenciones.

Roca ha manifestado, por su parte, que esa "especie de competición" por ver quién es el mejor cocinero "está ya superada".

"Ya no estamos en eso, tenemos que poner en valor cosas que son mucho más importantes. Tenemos que utilizar la cocina como arma de transformación social, y este premio da más solemnidad y más trascendencia a ese propósito", ha asegurado.

Ha dicho que Di Giacobbe es una mujer "representativa de los valores" que desean que este galardón "expanda", una "fantástica" ganadora "comprometida con su entorno".