La Chana dice que ha "vuelto a la vida" con el documental sobre su figura

La Chana dice que ha "vuelto a la vida" con el documental sobre su figura

cultura

| 27.05.2017 - 18:17 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Chana, bailaora de raza, siente que a sus 67 años ha "vuelto a la vida" gracias al documental sobre su figura y su arte que clausurará el DocsBarcelona y que rinde homenaje a esta gran estrella del flamenco de los años 60 y 70, que tuvo que abandonar los escenarios víctima de la violencia machista.

El filme, que se podrá ver el próximo 28 de mayo en Aribau Multicines de Barcelona, es el retrato de una mujer luchadora, golpeada duramente por la vida, pero que "se ha levantado una y otra vez gracias a su arte", según ha dicho hoy la directora del largometraje, Lucija Stojevic.

Antonia Santiago Amador, conocida artísticamente como La Chana, se crió en L'Hospitalet (Barcelona), en el seno de una familia gitana humilde, donde aprendió a bailar en las fiestas familiares y escuchando la radio.

Empezó en los tablaos con su tío, que era guitarrista profesional, y su manera de bailar salvaje, rápida y llena de fuerza la convirtió en la continuadora natural de Carmen Amaya.

Peter Sellers la descubrió en Los Tarantos de Barcelona, la contrató para su película "The Bobo" (1967) y la invitó a ir a Hollywood a trabajar.

Su marido coartó su libertad esta vez y muchas otras, según cuenta en el documental, y a finales de los setenta, en el momento álgido de su carrera, se vio obligada a dejar el baile.

"Él era mi dueño, y yo su sierva", explica en la película esta mujer que, "además de ser una gran bailaora, es una poeta que sabe explicar con palabras lo que siente", según la directora.

En rueda de prensa, La Chana ha aclarado a los presentes, todos más jóvenes que ella, que "las cosas han cambiado mucho". "Antes pensaban que las mujeres no teníamos alma y no nos dejaban ni votar", ha dicho.

"Pero eso no es así. Las mujeres, si queremos, podemos, porque tenemos mucha fuerza", ha añadido esta bailaora fuerte y vulnerable a la vez, que baila y vive con pasión.

"Cuando La Chana baila, se sumerge en su alma y transita por terrenos muy profundos; por eso conocer la vida de la mujer ayuda a entender el baile de la artista", según Stojevic, que descubrió a la bailaora a través de una amiga común y se quedó sorprendida de que nadie antes hubiera hecho un documental sobre "este tesoro cultural tan grande".

El filme narra cómo Antonia Santiago se hundió en una profunda depresión cuando abandonó el baile y de qué manera, años después, consiguió volver a los escenarios gracias a Peret, el rey de la rumba catalana.

Tras una etapa bailando con Antonio Canales y otros artistas, principalmente en el extranjero, volvió a dejar el mundo del espectáculo, otra vez a consecuencia de un encontronazo con el machismo, aunque de otra índole.

Tras tantas vicisitudes, La Chana está viviendo ahora un nuevo renacimiento gracias a este documental y al esfuerzo de algunos nombres importantes del flamenco catalán, como el propietario del Tablao Flamenco Cordobés de Barcelona, Luis Adame.

"Yo lo daba todo por perdido. Estaba en mi casa con mis pucheros, cuando llegaron estos niños tan sinceros y que me tratan con tanto cariño", ha dicho en referencia al equipo de rodaje.

Un equipo que ha estado a su lado durante más de cuatro años, porque "costó mucho conseguir la financiación y levantar el proyecto", según la directora.

"Pero ha valido la pena -agrega La Chana-, porque, cuando lo estrenamos en el Festival de Amsterdam y vi al público llorando y aplaudiendo a la vez, sentí que la gente me daba mucho amor y mucho cariño. A mí me han aplaudido muchas veces en la vida, pero estos aplausos son diferentes", ha concluido emocionada.