La capilla ardiente de Gustavo Pérez Puig instalada en el Teatro Español

Botella propondrá al pleno que Pérez Puig tenga una calle en Madrid

cultura

| 27.06.2012 - 14:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La capilla ardiente del director y realizador Gustavo Pérez Puig, fallecido ayer en Madrid a los 81 años, ha quedado instalada hoy en el Teatro Español, que dirigió durante 14 años, donde permanecerá abierta hasta primera hora de la tarde para permitir a sus colegas y al público despedirse de él. Gustavo Pérez Puig será incinerado esta tarde en el cementerio de La Almundena.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado, tras visitar la capilla ardiente de Gustavo Pérez Puig, que propondrá al próximo pleno municipal que el director y realizador, fallecido ayer a los 81 años, tenga una calle con su nombre en la capital.

La memoria viva de la escena española, representada en veteranos como José Sazatornil "Saza", Fernando Guillén, Pedro Osinaga o Jesús Guzmán, ha rendido hoy homenaje a su compañero y amigo Gustavo Pérez Puig, fallecido ayer en Madrid a los 81 años, en la que él consideraba "su" casa, el Teatro Español.

Desde las 11:30 horas, cuando sus restos han sido trasladados desde el Tanatorio de San Isidro a la céntrica plaza de Santa Ana, colegas, políticos, admiradores y amigos han desfilado por la capilla abierta en el Español, con su féretro presidiendo el escenario.

Desde la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, al vicepresidente primero, Ignacio González, el ex alcalde José María Álvarez del Manzano, o el director del INAEM, Miguel Ángel Recio, el mundo político ha querido rendir también su tributo al director de "Tres sombreros de copa" o "Doce hombres sin piedad".

Aguirre ha asegurado que las producciones del director eran siempre "extraordinarias" y que con ellas logró aficionar a mucha gente al teatro, una idea con la que ha coincidido González, para quien Pérez Puig era "divertido, entrañable y perfeccionista".

Escoltado por su viuda, Mara Recatero, y otros familiares, como sus sobrinas Raquel y Mónica, el féretro ha sido instalado en el escenario del Español, que en la actualidad dirige Mario Gas, rodeado de decenas de coronas, con un montaje de fotografías suyas de fondo y la música que solía acompañar la entrada del público en sus funciones.

Las coronas las han enviado, entre otros, la familia de Adolfo Suárez, al que él consideraba "un hermano" desde que se había encargado de sus campañas electorales, el realizador Narciso Ibáñez Serrador y Miguel Ángel Cámara, alcalde de Murcia, localidad de la que era Hijo Predilecto.

El cuerpo de Pérez Puig será incinerado esta tarde en el cementerio de La Almudena y sus cenizas, según ha informado a Efe su sobrina Raquel Montejano, serán esparcidas entre Murcia y A Coruña.

Entre los primeros en llegar al velatorio estaban el cirujano Enrique Moreno, que ha destacado en declaraciones a Efe que era "una persona excelente y un hombre increíble", el ex jefe de la Casa Real Alberto Aza, el escritor César Vidal, el empresario teatral Enrique Cornejo y el diseñador Elio Berhanyer. "Como le he dicho a Mara, Gustavo se me ha adelantado. Tenemos prácticamente la misma edad, o la teníamos porque él ya tiene la edad del infinito. Era mi gran amigo desde el TEU, fue el primero que usó mis diseños y recorrimos juntos toda España, le voy a echar mucho de menos", ha señalado el diseñador.

La actriz Victoria Vera, la "Ninette" de la popular comedia que hizo para TVE, ha precisado que era un grande del teatro, "que estrenó cosas complicadas que ayudaron a poner en pie el país".

Para José Sazatornil "Saza" (1926), Pérez Puig, con el que trabajó "mucho" desde 1952, cuando estrenaron para el TEU "Cuatro corazones con marcha atrás", era "un compañero fantástico y un gran señor".

Pedro Osinaga, el único "superviviente", junto con Sancho Gracia del mítico "Doce hombres sin piedad" -uno de los cien "Estudio 1" que dirigió Pérez Puig-, ha dicho a Efe que la noticia del fallecimiento le ha sorprendido mucho porque no sabía que estaba "tan mal".

El actor Álvaro de Luna ha señalado que para la profesión es "un desastre", el popular cartero de "Crónicas de un pueblo", Jesús Guzmán, ha indicado a Efe que además de "extraordinario como persona" era un profesional "con magia" y que "dirigía que parecía que no estaba dirigiendo", y Gemma Cuervo y Fernando Guillén, que era "entrañable y de la familia".

El director del Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero, ha recordado a Efe que Pérez Puig es "patrimonio del teatro español" y que por ello merece "todo el respeto, admiración y reconocimiento", y el dramaturgo Ignacio Amestoy ha destacado su "lucha" en "tiempos extraordinariamente difíciles" de España, "atreviéndose" con autores como Alfonso Sastre o Antonio Buero Vallejo.

También han pasado por allí el director general de Telemadrid, José Antonio Sánchez, "amigo personal" desde hace años; el director de los espacios culturales de la ciudad de Madrid, Natalio Grueso, y el actor y escritor Pedro Ruiz.