'La asamblea de las mujeres', la lucha por el poder en forma de chirigota

cultura

| 08.09.2016 - Actualizado: 22:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Aunque fue escrita por Aristófanes en el año 392 a.C., en "La asamblea de las mujeres" se reconocen situaciones de la crisis económica y la política actuales, una obra que llega en forma de vodevil a los escenarios de Madrid de la mano de Juan Echanove, quien lleva esta obra "a un lugar de chirigota".

Así lo han asegurado a Efe Lolita Flores y Pedro Mari Sánchez, dos de los protagonistas de esta obra coral que se estrena el próximo día 24 en el Teatro de La Latina tras haber logrado un lleno total en las representaciones del montaje en el Festival de Mérida.

Se trata de la primera vez que trabajan juntos en los escenarios, donde encarnan a un matrimonio, y celebran hacerlo en una obra que hace reír y mucho, han indicado, ya que, aunque trata de temas muy serios, toma la forma de "esperpento".

Bernardo Sánchez ha realizado la versión de esta comedia de Aristófanes en la que se relata una revolución femenina liderada por Praxágora (Lolita) y a la que apoyan otras ciudadanas atenienses para asumir el Gobierno, una rebelión que se vivirá también en el hogar de esta mujer, ya que está casada con Blípero (Pedro Mari Sánchez), un hombre del poder político que ve en riesgo su estatus.

La revolución femenina que utilizó en su día Aristófanes para criticar a los gobernantes atenienses sirve ahora para que Echanove haga lo mismo con la situación actual, porque, asegura Sánchez, la sociedad no ha cambiado desde entonces.

"No hemos cambiado nada, cometemos los mismos errores", los cuales son reconocibles en esta comedia, ha indicado el actor, que explica cómo retrata la lucha por el poder tanto en el ámbito público como en el privado, pero siempre en clave de humor.

A Lolita le ha costado asumir la faceta de "cabecilla" de la rebelión que tiene su personaje y asegura que nunca ha sido líder de nada, "y menos de política".

La actriz ha insistido, no obstante, en reclamar a los políticos un mayor interés por el arte y la cultura y ha dicho que, si esto ocurriera, los artistas se sentirían más cercanos a la política.

Aunque ha reconocido que ha sido muy triste para ella despedirse por el momento del personaje de Natalia, la Colometa de "La plaza del Diamante", que ha interpretado durante dos años, ha asegurado que está encantada del "cambio radical" de registro que ha supuesto pasar a ser Praxágora: "He dejado de estar llorando en el escenario de pena a llorar de risa", ha indicado.

Junto a Lolita y Sánchez, forman parte del reparto Pastora Vega, que encarna a Clytia; María Galiana (Althea); Concha Delgado (Lavinia) y Sergio Pazos (Cremes), además de Santiago Crespo y Bart Santana.

Y en la obra no falta la música, compuesta por Javier Ruibal, con la que tanto Lolita como Pedro Mari Sánchez cantan, porque, mientras una se define como una cantante que actúa, el segundo asegura que él es un actor que canta.