Katia Guerreiro trae a Madrid el fado como un estado del alma

Este jueves 12 de enero ofrece un concierto en el Teatro Nuevo Apolo dentro del Atlantic Sons Festival

La cantante, un ícono de la música lusa, ha convertido el fado tradicional en objeto de exploración artística

cultura

| 11.01.2017 - 20:46 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
57.1%
No
42.9%

Katia Guerreiro está considerada una de las mejores embajadoras del Fado y la cultura lusa. Este jueves trae lo mejor de su carrera al Teatro Nuevo Apolo y hemos estado con ella para saber qué nos trae en su repertorio y conocer su forma de interpretar que parte de lo más profundo del alma. Guerreiro ha dicho muchas veces que es la única fadista que no aprendió a cantar en una casa de fados, "sino escuchando discos, sobre todo antiguos".

Hija de padres portugueses y nacida en Sudáfrica en 1976, la cantante ha convertido el fado tradicional en objeto de exploración artística, ofreciendo conciertos en países como Francia, Marruecos, Bélgica, Inglaterra, Gales, Egipto, Suiza, Noruega, Turquía o la India, entre otros.

En 2015 fue premiada con la Comenda del Infante D. Henrique, otorgada por la Presidencia de la República Portuguesa por su "contribución en la expansión de la cultura portuguesa, su historia y sus valores".

Esta cantante es una de las voces más importantes de Portugal y un ícono de la música lusa desde hace más de dos décadas. Katia Guerreiro recala en Madrid tras haberse coronado en los escenarios de decenas de países y antes de dar el salto a la gran pantalla con su primer largometraje.

La sudafricana, que desde niña vivió en las Azores, desarrolló una relación muy especial con el fado. Quizás por ser de fuera, Katia Guerreiro no tiene miedo a tocar su pureza sin escaparse demasiado de ella. Una gran intérprete en un género que en la última década ha sufrido una renovación casi absoluta. Katia es una de las vocalistas más sorprendentes que ha dado el fado.

Después de Tudo ou nada y Nas Asas Do Fado con el que celebró sus 10 años en la música, publicó Patrimonio y el directo Katia Live at the Olympia.