Israel Elejalde vuelve a ser 'El misántropo'

cultura

| 12.03.2017 - 16:12 h
REDACCIÓN
Más sobre: teatroSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

Tras su paso por el teatro Español, la obra El Misántropo de Moliere, regresa a los escenarios durante tres únicas semanas en el teatro Pavón Kamikaze. El actor Israel Elejalde vuelve a dar vida a Alcestes. Un hombre que, en mitad de una exaltada celebración, no soporta la "civilizada" falta de sinceridad y lucha por defender su integridad frente a la vanidad, el miedo, la ambición y la euforia de su círculo más cercano.

Con su protagonista, el actor y empresario teatral hablamos hoy, de ese papel (Alcestes) que retoma dos años después. El clásico es del siglo XVI y tiene mucha relevancia en la actualidad. Hay cosas que no cambian. Dice que "los actores deben ser críticos con el poder e incluso pasarse, que es vuestra labor". Pero también asegura que vivimos en un país de un sectarismo profundo, de dos bandos.

Hace dos años, Israel Elejalde pensó que era "la última vez" que hacía de Alcestes, el protagonista de "El misántropo", de Moliere, pero embarcarse en la aventura de hacerse cargo del Teatro Pavón Kamikaze con Miguel del Arco les hizo ver que ese título tenía que estar "necesariamente" en su programación.

Ahora, explica Elejalde (Madrid, 1973), retoma el montaje, que estará desde este jueves "y durante tres únicas semanas" en el Pavón Kamikaze, y esperan que "todos los que se quedaron sin entrada" cuando estuvo en el Español puedan verla y los que la vieron "disfrutarla de nuevo".

"La pieza se repone exactamente igual a como se estrenó -en abril de 2014- y los sentimientos que ponemos en ella son iguales. Habla de cosas muy actuales, que no cambian, es decir, la dignidad, la honestidad, la sinceridad o la búsqueda incesante de la verdad". Elejalde opina que esta revisión del clásico de Moliere (1622-1673) "es de una gran relevancia en la actualidad", porque reflexiona sobre los límites de la dignidad humana.

"Hasta qué punto se debe ser sincero o esconder lo que se piensa por educación y si en ese ejercicio uno no está traicionando todos sus principios son las cuestiones fundamentales que plantea la obra", detalla el actor y empresario teatral. A su juicio, con una "simple mirada a la realidad política" se puede colegir que el asunto es sustancial ahora mismo.

"Siempre tienes la sensación de que te están engañando pero, a la vez, los ciudadanos quieren ser engañados porque no quieren saber la verdad", resume. Él prefiere mantener "altas cotas de sinceridad" y decir lo que piensa, aunque, se ríe, no es "tan radical" como Alcestes, un arquetipo que muestra "lo lejos o lo cerca que cada uno está de la verdad".

La versión de Miguel del Arco, que también la dirige, es una mirada "libre y contemporánea" del clásico, que ganó el Premio Ceres al mejor espectáculo en 2014. El callejón de atrás de una sala de fiestas -oscuro, sucio y con el rumor de la música de fondo- es el escenario donde se desarrolla "Misántropo", en el que también "intervienen" autores como Michel Montaigne, Michel Foucault o Luis Cernuda.

Elejalde interpreta a un hombre que, en mitad de una exaltada celebración, no soporta la "civilizada" falta de sinceridad y lucha por defender su integridad frente a la vanidad, el miedo, la ambición y la euforia de su círculo más cercano.