Imanol Uribe estrena este viernes 'Lejos del Mar'

Una historia sobre la redención de un etarra

Cierra su trilogía sobre el conflicto armado vasco que inició con 'La muerte de Mikel' y siguió con 'Días contados'

Uribe: "Nunca pensé que habría ese ansia por pasar página tan rápido con ETA"

cultura

| 31.08.2016 - Actualizado: 15:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Imanol Uribe estrenará este viernes su nueva película 'Lejos del Mar', una historia sobre la redención de un etarra que el director reconoce que, si la hubiera rodado en estos días, le habría cambiado el final. "Nunca pensé que habría ese ansia por pasar página tan rápido con ETA", ha señalado en una entrevista con Europa Press el realizador.

"La película se rodó en otoño de 2014 y en aquel momento era muy pesimista con este tema. Sin embargo, hace poco estuve rodando en País Vasco y me sorprendió la rapidez con que la gente ha pasado página de este tipo de cosas, nunca pensé que iba a ser tan rápido", ha explicado.

Uribe cierra de esta manera una trilogía sobre el conflicto armado vasco que se inició con 'La muerte de Mikel' y siguió con 'Días contados'. Precisamente, tras terminar esta última, aseguró que nunca volvería a abordar una historia sobre ETA, algo que finalmente no ha podido cumplir. "Nunca digas nunca jamás, porque es verdad. En aquel momento, cuando lo dije, pensaba que era cierto lo que decía y este tipo de temática es complicada... pero me pilló en un momento desanimado. La verdad es que si encuentro un guión que me eomocione y me haga estar involucrado hasta las cejas, no lo dejo escapar, porque cada vez hay menos balas en la recámara", ha justificado.

'Lejos del mar' cuenta la historia de Santi (Eduard Fernández), un etarra que llega a Cabo de Gata (Almería) tras pasar más de 20 años en la cárcel, con el objetivo de dejar atrás su pasado. Sin embargo, la coincidencia con la hija de una de sus víctimas (interpretada por Elena Anaya) complicará los planes vitales de ambos.

Uribe ha reconocido que ha tratado de mostrar una historia --no inspirada en personajes reales-- alejada de la política. "Intento huir de la política como de la peste: los políticos van por otro lado, manipulan, utilizan...hay otros intereses muy espúreos, es un juego que se puede ver por ejemplo en esta falsa investidura", ha añadido.

Por el contrario, ha reiterado que en su mente estaba el "herir lo menos posible" las sensibilidades de la gente. "Intentamos hablar de lo que queremos pero entiendo que la gente afectada por el dolor del terrorismo está en su derecho de hacer lo que quiera hacer", ha asegurado.

DERECHO A SER FELIZ

Por su parte, Fernández ha insistido en la idea de que este trabajo no habla de política, a pesar de que tiene "un trasfondo del que todos los españoles tienen una opinión formadísima". "Es básicamente una película sobre alguien que sale de la cárcel y se hace una pregunta ¿tengo derecho a vivir? ¿a ser feliz? ¿a comer gambas? ¿a poder darme un baño?", ha destacado.

Preguntado en una entrevista con Europa Press sobre la posibilidad de superar un trauma como el que supone el asesinato de un familiar, Fernández ha reconocido que es "imposible". "Hay que olvidar, pero no se puede. Algo tan fundamental, no. Puedes asumirlo, convivir con ello, que no esté en la frente todos los días y que vayas con eso a comprar el pan", ha lamentado.

Sin embargo, el actor cree que el diálogo siempre es una buena opción, aunque sin obligar a las víctimas --"si fuera víctima, diría que elijo yo"--. En cualquier caso, ha insistido que en torno al terrorismo existen todavía "temas no solucionados como el acercamiento de presos que habrá que resolver algún día".

ENTREVISTAS CON PRESOS

Para preparar su personaje, Fernández contactó con presos que habían pasado muchos años en la cárcel, aunque no con etarras. "No me importaba tanto que hubieran pertenecido a la banda, las personas que entrevisté y que habían estado tantos años en la cárcel tenían una pátina en común gris y dolorosa", ha señalado.

De hecho, ha recordado una anécdota repetida en muchos de las personas entrevistadas. "Decían cosas muy concretas, como por ejemplo que cuando sales de la cárcel no puedes ir al monte porque te caes con la irregularidad del terreno, después de muchos años andando en un sitio plano", ha afirmado.

Fernández ha concluido resaltando la "casualidad" de que en su próxima película --a estrenar a finales de septiembre-- dé vida al exagente secreto del Gobierno español Francisco Paesa, quien "le vendió misiles a ETA". "La gracia de la profesión es esa", ha resaltado.