González anuncia una nueva ley que agilizará la protección del patrimonio histórico

La Comunidad restaura la torre de la iglesia de SantaCruz de Madrid, de estilo neogótico-mudéjar

Este inmueble será declarado próximamente Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento

El anteproyecto será remitido al Consejo de Gobierno en laspróximas semanas

cultura

| 24.02.2012 - 14:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, anunció este viernes que el Gobierno regional aprobará una nueva norma que agilizará la protección y conservación del patrimonio histórico regional. González realizó este anuncio durante la visita a las obras de restauración que la Comunidad de Madrid está desarrollando, con la colaboración de la Fundación Caja Madrid, en la torre de la Iglesia de Santa Cruz, situada en el número 6 de la madrileña calle de Atocha, en pleno centro de la capital. Esta edificación, que tiene una altura de 55 metros y que ofrece impresionantes vistas de toda la ciudad, se levantó como homenaje a la primitiva parroquia de Santa Cruz, cuya alta torre se conocía como ‘la atalaya de Madrid’.

La intervención que se está realizando en el inmueble pretende solventar las lesiones observadas, como consecuencia de la erosión, la humedad y la suciedad por la polución, así como los daños en la estructura.

El proyecto, para el que el Gobierno regional ha destinado 630.357 euros, contempla la actuación integral en la torre (fachadas, interior de la torre y cubiertas) y, también, acciones en otros lugares del templo: las fachadas laterales de la nave principal, y las fachadas y el interior del atrio que da a la calle de Santo Tomás. Hasta el momento, se ha realizado la consolidación de la estructura

general de la torre, restaurándose todos los elementos de madera existentes. Y en sus cuerpos laterales, se han recuperado diferentes salas para su uso, así como las escaleras de acceso a estas estancias.

Desde el año 2000, en la Iglesia de Santa Cruz se han sucedido seis fases de obras de restauración, que han afectado a la nave principal, el cimborrio, el crucero, el ábside, el transepto, el coro y el atrio. Algunas de estas intervenciones han sido realizadas por la Dirección General de Patrimonio Histórico, con un importe de 474.388,44 euros.

“Estoy seguro de que las obras de recuperación de la torre de la Iglesia de Santa Cruz nos permitirán conocer algunas de las manifestaciones del estilo constructivo y artístico de los madrileños que nos

precedieron en una iglesia tan emblemática y castiza para Madrid como ésta”, recalcó González.

Historia de la iglesia y de su órgano histórico.

La Iglesia de Santa Cruz se ubica en el solar que, entre 1583 y 1876, fue ocupado por el Convento de Santo Tomás de Aquino y por dos iglesias desaparecidas por sendos incendios. Su construcción, que fue posible gracias a la suscripción popular, se llevó a cabo entre 1889 y 1902, a partir del proyecto desarrollado por Francisco de Cubas y González Montes, coordinador también de las obras junto a Miguel de Olabarría y Ricardo Guereta.

El inmueble es de estilo arquitectónico es neogótico-mudéjar, con todas sus fachadas y la torre de fábrica de ladrillo prensado visto. Este edificio tiene incoado expediente de declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, por parte de la Comunidad de Madrid.

REHABILITACIÓN DEL ÓRGANO

El Gobierno regional también prevé la rehabilitación del órgano de la Iglesia de Santa Cruz, que está incluido en el Inventario de Bienes Culturales de la Comunidad de Madrid y es uno de los más importantes de la ciudad. En la actualidad, el órgano ya ha sido desmontado para poder rehabilitarlo en una segunda fase.

Se trata de un órgano que fue construido en 1901 por la casa parisina Cavaillé-Coll. Su mueble es de estilo neoclásico y está realizado en madera de roble maciza. Tras haber pertenecido durante un tiempo al Teatro Lírico de Madrid, fue donado a la parroquia de Santa Cruz en 1907.

Desde 2005, el Plan de Recuperación de Órganos Históricos de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la recuperación musical de ocho órganos históricos de los siglos XVII al XIX.