George Michael se encuentra "bien y descansando" tras salir del hospital

George Michael

cultura

| 29.05.2014 - 21:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cantante británico George Michael ha abandonado el hospital tras haber sido ingresado hace una semana por causas no desveladas y se encuentra "bien y descansando", informó un portavoz de la estrella del pop.

El exintegrante del grupo Wham!, de 50 años, fue atendido el pasado jueves por dos ambulancias en su mansión del norte de Londres después de que un amigo alertara a los servicios de urgencia, por un motivo que no ha trascendido.

"En respuesta a lo que publican los periódicos, podemos confirmar que George ingresó en el hospital el 22 de mayo. Le dieron el alta el pasado fin de semana y está bien y descansando", informó el representante del cantante.

Su agente agregó que Michael, cuyo nombre real es Georgios Kyriacos Panayiotou, "tiene muchísimas ganas de lanzar su nuevo sencillo en julio". Además, aclaró que, "debido a la naturaleza personal de este asunto, no habrá más comentarios".

No es la primera vez que el cantante se convierte en noticia por su salud pues en mayo de 2013 tuvo que recibir tratamiento hospitalario tras sufrir un extraño accidente en carretera por el que tuvo que ser trasladado en ambulancia aérea al hospital al caer de su vehículo y golpearse en la cabeza.

A finales de 2011, sufrió una neumonía que lo tuvo varias semanas ingresado en Viena y que estuvo cerca de costarle la vida. Michael, autor de éxitos como Careless Whisper, Faith y Freedom, también ha saltado a las portadas de la prensa por sus escarceos con las drogas.

Fue sentenciado a ocho semanas de cárcel en septiembre de 2010 tras haber protagonizado un incidente en julio de ese mismo año al estrellar su vehículo contra una tienda de Londres.

Previamente también se le había prohibido conducir durante cinco años tras haberse declarado culpable de conducir bajo los efectos de las drogas y por posesión de cannabis.