Francia muestra su músculo en la feria, un modelo para editores españoles

España es el segundo país en comprar traducciones de libros franceses, según los datos del Instituto Francés

Cervantes es protagonista, en el 400 aniversario de su muerte

cultura

| 28.05.2016 - 18:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Francia es este año el país invitado de la 75 edición de la Feria del Libro. Narradores, ensayistas, pensadores y dibujantes han desembarcado en la feria para mostrar "la buena situación" de las letras francesas y su influencia, un espejo en el que mirarse para algunos editores y lectores.

"La situación del libro en Francia es bastante buena, no es mala como algunos puedan decir, y eso es gracias también a las políticas públicas, que son muy fuertes, que se hacen para sostener el libro", explica a Efe Nicolas Kassianides, consejero de Cooperación de Acción Cultural y director general del Instituto Francés en España.

Según Kassianides, en 2015 la venta de libros en Francia ha aumentado alrededor de un 2 por ciento, respecto al año anterior. "No es mucho pero es muy simbólico si se tiene en cuenta la crisis, y es muy importante", precisa el consejero, al tiempo que señala la variedad de autores que existen en este momento.

"Hay una gran variedad de estilos y de autores, desde la novela romántica de Marc Levi, un número uno en ventas y que llega mañana a la feria, hasta autores de cómic, género que es un fenómeno ahora en Francia, como Jean Pierre Filiu, autor de 'La primavera árabe' y que también estará en Madrid, pasando por otra joven promesa, Francoise-Henri Désérable que trae 'Muestra mi cabeza al pueblo'", explica Kassianides.

Además estarán en la feria, Maurice Sartre et Annie Sartre, expertos en la ciudad siria de Palmira, el pensador Michel Serres, además del suizo Joël Dicker, que escribe en francés, al igual que lo hace el escritor árabe residente en París Amin Maalouf que inauguró este viernes las actividades de la feria.

España es el segundo país en comprar traducciones de libros franceses, según los datos del Instituto Francés. "Tenemos muy buena relación con España. Para nosotros estar en la feria es muy importante, ya que se traducen al español dos veces más libros que se traducen en inglés", sostiene.

El precio fijo del libro es, en opinión de Kassianides, una de las medidas que mantienen en buen estado el mundo del libro. "Eso -dice- y la protección y ayuda a los creadores, como también se hace en el sector del cine, en general toda una legislación que ayuda a la cultura". Una ayuda que también se extiende a los creadores de la sociedad francófona, para mantener el apoyo a la escritura en francés.

Defender y conocer la lengua francesa es muy importante, por eso también tenemos talleres y diferentes actos para que se conozca la lengua, como estamos haciendo aquí en la feria", precisa.

El modelo francés es "el espejo donde mirarse" para uno de las editoriales que más publican a escritores franceses, Periférica, que dirige Julián Rodríguez Marcos.

"Francia no solo es el país de la gran literatura de principios del XX con Gide o Proust, también es la literatura de posguerra y el pensamiento, y no está solo Camús, Sartre, Deleuze, Simone de Beauvoir, Althusser o en novela Modiano o Houellebecq, sino que hay un ecosistema muy, muy importante. Es uno de los países del mundo donde más se lee y siempre defendieron el precio fijo del libro, es nuestro modelo", subraya el editor.

"Es un modelo que atiende a la raíz primera de la cultura, que es el que nosotros en las editoriales pequeñas estamos siguiendo. El modelo anglosajón no es el modelo en el cual mirarse, lo conocemos bien, porque nos llega desde todos los lados, y si hubiéramos mirado hacia él, en los 80, las pequeñas y medianas librerías habríamos desaparecido", precisa.

Periférica tiene publicados a escritores como Clémence Boulouque con la estremecedora "Muerte de un silencio"; Francois Serau, Jean Legrand, Kim Thúy, Lionel Tran, Serge Joster o "Carta sobre el poder de la escritura" de Claude-Edmonde Magny.

Piere Lemaitre, Franz-Oliver Giesbert o Jöel Dicker están presentes de la mano de Alfaguara y Pre textos tiene en la feria un gran título, "El hombre que ríe", la obra más singular de Víctor Hugo.

Anagrama es otra de las editoriales españolas que más autores franceses publica, como a Michel Houllebecq, Emmanuel Carrère, Jean Echenoz, Maylis de Kerangal, que estará en la feria, Modiano, Delphine de Vigan, un fenómeno ahora en Francia, Yasmina Reza o la belga Amélie Nothomb, que escribe en español.