Fallece la actriz Amparo Rivelles a los 88 años

El mundo de la escena llora la pérdida de Amparo Rivelles

cultura

| 08.11.2013 - 08:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La actriz madrileña Amparo Rivelles ha fallecido a los 88 años. Nacida en Madrid en 1925, pertenece a una amplia dinastía de actores. Nieta de José Rivelles y Amparo Guillén, es hija de Rafael Rivelles y María Fernanda Ladrón de Guevara, hermana de Carlos Larrañaga y tía de Kako Larrañaga, Amparo Larrañaga, Pedro Larrañaga y Luis Merlo.

La figura de Amparo Rivelles ha estado siempre vinculada a las artes escénicas españolas. Debutó en el teatro a los 13 años de edad y desde los 15 años ha protagonizado películas tan destacadas como 'Malvaloca', 'Los ladrones somos gente honrada', 'El clavo', 'Alba de América', 'La leona de Castilla' o 'Hay que deshacer la casa'.

Ha trabajado con distintos directores españoles del prestigio de Rafael Gil, López Rubio, García Sánchez o Juan de Orduña, pero también destaca su trabajo a las órdenes de Orson Welles en la versión española de 'Mister Arkadin' (1955) y de Tulio Demicheli en 'La herida luminosa' (1956).

PREMIO 'PEPE ISBERT' 2001

Amparo Rivelles es, además, una de las grandes damas del teatro español, ámbito en el que ha recibido todos los más importantes galardones, entre ellos el premio nacional de teatro 'Pepe Isbert' que le concedió en 2001.

Vivió durante 20 años en México, país al que se trasladó en 1957 y en el que realizó numerosos trabajos en teatro, cine y televisión y su trayectoria ha sido reconocida con premios tan importantes como el Goya a la Mejor Actriz en 1986, el Premio Nacional de Teatro en 1996, la Medalla de Oro de Bellas Artes o el Premio Mayte.

Además, Rivelles ha sido la primera actriz española nombrada Doctora Honoris Causa por una universidad: la Politécnica de Valencia en 2005.

La capilla ardiente de la actriz Amparo Rivelles, se instalará hoy viernes en el Teatro Alcázar, de Madrid, que permanecerá abierto desde las diez de la mañana a las tres de la tarde por "deseo expreso de la actriz".

Así lo han confirmado fuentes próximas a la familia, que han añadido que Amparo Rivelles tenía predilección por este teatro, en el que vivió grandes éxitos.

EL MUNDO DE LA ESCENA LAMENTA SU MUERTE

"Inolvidable", "única" y "extraordinaria" son algunos de los muchos adjetivos que el mundo de la cultura, y la sociedad en general, han dedicado hoy a la actriz Amparo Rivelles, fallecida anoche en Madrid a los 88 años, y a la que se recordará como la elegante "gran dama" de la escena.

Unos escenarios que Amparo Rivelles (Madrid, 1925) pisó por primera vez en Santander a los 14 años y en los que reinó hasta 2006, cuando decidió retirarse del teatro, el cine y la televisión.

Su sobrino Luis Merlo aseguraba hoy que esta decisión de la matriarca de una de las sagas más conocidas del teatro español fue debida al "respeto absoluto" que sentía por su público.

Una lesión en la espalda le llevó a retirarse cuando todavía estaba perfectamente cualificada: "su movilidad no era la que ella deseaba tener en un escenario y dijo: ya no quiero ofrecer una versión de mí inferior a la que he ofrecido", explicaba Merlo.

Era nieta de actores, José Rivelles y Amparo Guillén; hija de una de las parejas más populares del teatro y del cine español de los años treinta, la formada por Rafael Rivelles y María Fernanda Ladrón de Guevara; hermana por parte de madre del fallecido Carlos Larrañaga y tía de Amparo Larrañaga y Luis Merlo.

Desde primera hora de la mañana se han sucedido las reacciones en los medios de comunicación y las redes sociales a la muerte de uno de los referentes del teatro y el cine en España y en México, país donde la artista vivió dos décadas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló en el telegrama de pésame que envió a la familia que Rivelles fue "una de las más grandes e inolvidables" intérpretes. "Heredera y continuadora de la mejor tradición escénica española", Amparo Rivelles "dejó sentir su huella y extraordinaria personalidad en una larga carrera", destacó el presidente del Gobierno.

También el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha lamentado la pérdida de la actriz, a la que ha recordado como "una gran dama de los escenarios y las pantallas" y como un referente de una generación de actores. El titular de Cultura ha recordado sus interpretaciones en "Eloisa está debajo de un almendro", "El caso de una mujer asesinadita", "Hay que deshacer la casa" o la mítica serie de televisión "Los gozos y las sombras". En esa serie "demostró poseer una fuerza actoral que le hizo ser reconocida con el Premio Nacional de Teatro, la Medalla de Oro de las Bellas Artes y el Goya a la mejor actriz, entre otras distinciones", ha recordado.

Para el director de cine Fernando Méndez Leite, que la dirigió en la serie televisiva "La Regenta", Amparo Rivelles fue la mejor actriz con la que trabajó en toda su vida, una mujer con "una extraordinaria inteligencia y un agudo sentido del humor", ha indicado. El director ha recordado la eficacia y rapidez de la que hacía gala en su profesión, de tal forma que era capaz de "clavar" en el primer ensayo "cuatro páginas seguidas".

Su sentido del humor ha sido también resaltado por Luis Merlo, que ha atendido hoy a los medios de comunicación en representación de la familia de la actriz. "En los momentos en los que la vida puede ser dura contigo, sólo una persona inteligente y realmente sólida es capaz de reirse de la situación mas dramática que esté viviendo. En el proceso final, ella nos ha hecho reír a nosotros cuando hemos ido a visitarla a su casa", ha explicado Merlo. Su sobrino ha explicado que "los grandes no necesitan ni han necesitado nunca hacerse grandes a través de nadie. Lo son por sí mismos y mi tía lo era y en el recuerdo de mucha gente lo va a seguir siendo siempre, una actriz y un ser humano único e irrepetible".

Amigos como el cantante Raphael han tenido emotivas palabras para Amparo Rivelles, a la que se dirigido en un mensaje de condolencia con estas palabras: "Amparo, mi Amparo. Así te he llamado siempre y así te seguiré llamando". El cantante asegura en su mensaje:"Tu sentido del humor nos ha envuelto. Tu talento como actriz nos sorprendía cada vez más. Pero, por encima de todo, el cariño que nos une es inmenso. No eres amiga: eres familia".

Raphael fue uno de los amigos, junto a Nuria Espert, María Dolores Pradera, Lina Morgan o Julia Gutiérrez Caba, entre otros muchos, que asistieron al homenaje a la actriz que se celebró en 2011 en el Instituto Cervantes y que ella definió como el día más feliz de su vida.