Eric Lartigau aborda el síndrome del "nido vacío" en la comedia 'La familia Bélier'

cultura

| 22.04.2015 - 17:57 h
REDACCIÓN
Más sobre: cineSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cineasta francés Eric Lartigau se adentra en el síndrome del "nido vacío" y en la superación personal en la comedia La familia Bélier, una historia emotiva y amable que llega este viernes a las salas de cine de España.

Esta película está protagonizada por Louane Emera, ganadora de La Voz Kids Francia, quien recibió el César a la mejor actriz revelación por este papel. En ella interpreta a una adolescente de 16 años que descubre su vocación por la música, una pasión que le puede hacer llegar muy lejos. Sin embargo, ante una posible carrera fuera de su ciudad natal, la joven tiene un dilema: ¿Quién ayudará a sus padres y su hermano, todos ellos sordomudos, a sobrevivir?

Según ha señalado el director este lunes durante una entrevista concedida a Europa Press, una de las claves del éxito de esta cinta, que ha atraído a las salas de cine de Francia a más de siete millones de espectadores, es el ciclo vital que aborda la película, con la que cree que cualquiera se puede sentir identificados.

"Todos hemos pasado por la adolescencia, después nos hacemos padres y tenemos niños que a su vez van a dejar el nido, así que siempre he tenido la sensación de que el tema que aborda la película acerca de abandonar el hogar es bastante universal", ha dicho.

De hecho, según ha explicado, lo que le atrajo de este proyecto fue precisamente tratar la adolescencia, una etapa en la que las personas no han entendido aún su cuerpo y sienten miedo por acudir "al mundo de los mayores", un paso ante el cual han de "cortar el cordón umbilical".

Lartigau cree que no se puede dar una receta acerca del éxito de ciertas películas, pero cree que se puede acertar en función de lo que siente una sociedad, así como por el "ritmo" y por "las expectativas", que hacen que el público sea más sensible a un tema o a otro .

En este caso, la película lleva al "lado primitivo", a "los valores reales de la vida" que, a su juicio, "están perdidos en este momento". Esto se observa, por ejemplo, en el "drama" que vivió Francia hace unos meses a raíz de los ataques terroristas. "Están perdidos y se agarran a una pseudoreligión, tienen obsesión con eso y provocan errores porque no saben dónde están", ha señalado.

EMERA: DEBUT EN EL CINE

Preguntado acerca de la actuación de Emera, Lartigau ha señalado que no contaba con "ninguna experiencia", apenas "dos clases de teatro cuando tenía diez años". A pesar de ello, consiguió superar la prueba que supone ser natural en cualquier situación, a pesar de que puede haber hasta 60 personas mirándote en escenas que incluso pueden ser "íntimas".

Además, ella es una persona "hiperactiva" que siempre se mueve mucho y, sin embargo, cuando llegaba la cámara "se apagaba", por lo que tuvieron que trabajar mucho su "concentración y su espontaneidad" para conseguir lo que a su juicio es la parte más importante de la película, la relación y el núcleo que se forma entre ella y su profesor de música.

Otro de los momentos clave de la cinta es la relación que se establece entre el reconocido humorista François Damiens y la conocida actriz Karin Viard ('Delicatessen' o 'Nada que declarar'), quienes dan vida a un matrimonio sordomudo, padres de la protagonista.

En este sentido, el cineasta ha señalado que cuando escribe diálogos y trabaja sobre personajes tiene siempre en la cabeza la imagen de los actores que quiere que interpreten sus papeles. En este caso, ha afirmado que "desde el primer momento" hubo química. "Juntos, con el hermano pequeño, formaban algo coherente e interesante, porque había mucho relieve", ha dicho.