Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013

"Sacar un premio como este es un regalo del cielo"

Hija del príncipe Jean Joseph Evremond Sperry Poniatowski

Autora de más de 40 libros traducidos a más de 20 idiomas

Poniatowska, una vida entregada a la literatura y llena de premios

Juancho Armas Marcelo: "Elena Poniatowska es una aristócrata de la literatura"

Elena Poniatowska

cultura

| 19.11.2013 - 15:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La escritora mexicana Elena Poniatowska se ha convertid en la cuarta mujer en ganar el Premio Cervantes, que ha merecido por su "brillante" trayectoria literaria y una dedicación "ejemplar" al periodismo, siempre desde un "firme compromiso con la historia contemporánea".

El fallo del premio, el más importante de las letras hispanas, lo hizo público el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, tras las sucesivas votaciones del jurado, que se lo concedió por mayoría a Poniatowska.

Wert destacó la "contribución literaria" de la galardonada, así como su presencia en los medios de comunicación y su compromiso con la época que le ha tocado vivir.

DE PADRE FRANCÉS Y MADRE MEXICANA

De padre francés y madre mexicana, Poniatowska (París, 1932) es autora de más de 40 libros (ensayos, novelas, cuentos y testimonios traducidos a más de 20 idiomas), entre los que destaca "Hasta no verte Jesús mío" o "La piel del cielo".

Para la galardonada fue "una gran sorpresa" saber que había ganado el Cervantes. La despertaron con esa llamada y fue "una enorme alegría" para ella, "un regalo del cielo", según decía hoy en declaraciones a Efe.

Y, probablemente, quien la despertó fue el propio Wert, que mantuvo con ella "una conversación gratísima" para comunicarle el premio. La escritora, según dijo el ministro, ha mostrado "un agradecimiento sin límites al jurado" y ha manifestado también su gran interés por recibir el galardón, que le será entregado en una solemne ceremonia que, como todos los años, se celebrará el 23 de abril en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares.

Poniatowska publica estos días una biografía sobre Guillermo Haro, su esposo, fallecido en 1988, un hombre dedicado a la astronomía y a la física.

"Yo espero que él me lo esté enviando porque él está cerca del cielo. Y supongo que sacar un premio como este pues es un regalo del cielo", apuntó Poniatowska.

LE DEBE MUCHO AL PERIODISMO

La galardonada le debe mucho al periodismo, su oficio durante décadas y, además, una vía inmejorable para conocer la realidad de México, el país en el que vive desde 1942 y en el que consiguió la nacionalidad en 1969.

El periodismo es también para ella "una perenne lección de humildad" y un oficio al que se ha visto inevitablemente abocada viviendo en Latinoamérica, "donde uno no puede quedarse en casa a escribir, la realidad es demasiado avasalladora, supera cualquier ficción", afirmaba la ganadora del Cervantes cuando ganó el Premio Rómulo Gallegos en 2007.

Sin embargo, Poniatowska admite que la ficción es un terreno que la cautiva y donde hoy se siente muy a gusto también.

"Igual que dijo García Márquez: 'Yo escribo para que me quieran'. De eso hace mucho tiempo. Yo creo que escribo porque es mi manera de estar sobre la tierra, de justificar mi presencia", le decía hoy a Efe.

Poniatowska confiesa que siempre ha sido "una mujer insegura, llena de preguntas, que no tiene respuestas". Escribir también ha sido para ella "una forma de participación" en los asuntos públicos de su país.

Le preocupa por encima de otras cosas el destino de los jóvenes sin trabajo y sin oportunidades claras de abrirse camino, en países como México y España.

SU GRAN PREOCUPACIÓN

"He tratado con los libros y con el periodismo en que se llegue a un México donde los jóvenes tengan oportunidades. A mí me preocupa muchísimo que se vayan a perder generaciones de jóvenes", apuntó.

Poniatowska se ha convertido en la cuarta mujer que gana el Premio Cervantes en los 38 años de vida que tiene el galardón, después de las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010) y la cubana Dulce María Loynaz (1992).

Autora de obras emblemáticas que describen el siglo XX desde una proyección internacional e integradora, Poniatowska constituye, según el jurado, "una de las voces más poderosas de la literatura en español en estos días".

El Premio Cervantes, considerado el Nobel español y creado en 1975 por el Ministerio de Cultura, está dotado 125.000 euros y reconoce la figura de un escritor que con el conjunto de su obra haya contribuido a enriquecer el legado literario hispano.

Ocho votaciones sucesivas han sido necesarias para designar por mayoría a la ganadora por parte de un jurado compuesto por diez miembros. Tenían que haber sido once, pero el poeta chileno Nicanor Parra, ganador del premio hace dos años, excusó su presencia.

El escritor español José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012 y miembro del jurado, destacaba el compromiso de la escritora con la realidad histórica mexicana, así como su indagación en la lengua.

Elena Poniatowska se impuso finalmente a otros candidatos que parecían tener más posibilidades este año, entre ellos el nicaragüense Sergio Ramírez y el mexicano Fernando del Paso.

También han formado parte del jurado el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua; Renée Ferrer, de la Academia Paraguaya de la Lengua Española; María Pilar Celma Valero, de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, y Diego Valadés Ríos, de la Unión de Universidades de América Latina.

María Dolores López Enamorado, propuesta por el Instituto Cervantes, y Fernando Rodríguez Lafuente, designado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, han completado el jurado.

Poniatowska es autora de libros como "La noche de Tlatelolco" (1971), "Tinísima" (1991), "La piel del cielo" (Premio Alfaguara de novela 2001), "El tren pasa primero" (Premio Rómulo Gallegos 2006) y "Leonora" (Premio Biblioteca Breve 2011).

BIOGRAFÍA

Elena Poniatowska recibió, al nacer, el título de princesa Hélène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor, hija del príncipe Jean Joseph Evremond Sperry Poniatowski, descendiente de la familia del rey Estanislao II Poniatowski de Polonia— y de María de los Dolores (Paula) Amor de Yturbe.

Su familia emigró de Francia a México a consecuencia de la segunda guerra mundial: Elena llegó a los diez años de edad con su madre —nacida en 1913 en París en una familia porfiriana exiliada en Francia tras la revolución mexicana; el padre continuaría combatiendo y se reuniría con ellas después de finalizada la contienda—[3] y su hermana Kitzya a la Ciudad de México.

Allí, ambas niñas aprendieron el castellano de su nana Magdalena Castillo. A los 10 años fue enviada a los Estados Unidos a estudiar, primero en un colegio católico de Filadelfia y después en el Manhattanville College de Nueva York.

Ya de regreso en México, comenzó en 1954 su carrera periodística: trabajó primero en el periódico Excélsior, y el año siguiente comenzó su colaboración en el periódico Novedades, que continuaría prácticamente durante toda su vida. Actualmente escribe para el periódico La Jornada.

Sus entrevistas a autores mexicanos y extranjeros alcanzaron gran éxito, y más tarde algunas de ellas se reunieron en Palabras cruzadas (1961) y en Todo México (1990). Poniatowska ha escrito en numerosas publicaciones, tanto nacionales como internacionales.