El Zinemaldia avanza su 65 edición con la vista puesta en los nuevos talentos

Festival de San Sebastián

cultura

| 12.05.2017 - 17:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Festival de Cine de San Sebastián avanza en la preparación de su 65 edición, pero con la vista puesta también en el futuro, en el que "la pelea por los nuevos talentos" va a ser "una de las partes más importantes" del certamen, ha asegurado su director, José Luis Rebordinos.

El Zinemaldia ha celebrado hoy su primer acto de la temporada, el de la presentación de los carteles que serán la imagen de la edición que se celebrará del 22 al 30 del próximo septiembre.

La cita de hoy no es la de los grandes anuncios. De hecho, habrá que esperar al menos hasta primeros de junio para saber el nombre del primer Premio Donostia, pues Rebordinos confía en que este año "haya más de uno" como el anterior, en que lo recibieron Sigourney Weaver y Ethan Hawke.

"El proceso de los premios Donostia es muy largo, el que está confirmado desde hace meses es un Premio Donostia con el que llevamos tiempo hablando. Pero cuando confirmas algo con tanto tiempo hay que esperar, aunque todo está a favor, todo encaja", ha señalado.

El equipo de selección del Festival está viendo ahora las películas españolas, de las que este año hay "una cosecha muy importante en cantidad y calidad", aunque aún es pronto para saber el número de las que participarán en la Sección Oficial.

Lo que si tienen claro los responsables del certamen es que la Sección Oficial contará con primeras películas a concurso.

"El año pasado hubo seis operas primas. Este año no sé si seis, pero queremos que haya como mínimo dos o tres. Lo intentaremos porque nuestro deseo es que las mejores películas de los nuevos directores sean exhibidas en la Sección Oficial para darles un altavoz mayor", ha destacado.

Es parte del reto que se ha marcado su equipo para "pelear" por los nuevos talentos. Y en ese empeño, al Encuentro de Estudiantes de Cine se le añadirá un día y además se fomentará "el carácter público" de las proyecciones de los cortometrajes de los alumnos participantes.

Ha citado también "Ikusmira Berriak", el programa de residencias destinado a proyectos audiovisuales innovadores, legado de la Capital Europea de la Cultura Donostia 2016, al que se han presentado 157 proyectos frente a los 37 de la pasada edición. "Eso demuestra el interés que está suscitando internacionalmente el proyecto", ha afirmado.

"Cada vez va a ser más difícil tener 'premieres' mundiales y europeas. Cada vez va a ser menos importante, porque lo importante va a ser que los festivales tengan una personalidad, hagan que a la gente le interese estar ahí. Nosotros, en una ciudad como esta, con un centro como Tabakalera, con las instituciones trabajando alrededor del audiovisual, lo tenemos todo para poder apoyar a los nuevos talentos", ha enfatizado.

A ello contribuirá también, según ha resaltado, la escuela de cine Elías Querejeta, que ha creado la Diputación de Gipuzkoa y se pondrá en marcha el próximo curso con la implicación del Festiva y la Filmoteca Vasca.

"Es un proyecto singular, diferente y muy ambicioso, que está llamado a ser una de las cosas más potentes de esta ciudad en los próximos años. Creo que en el futuro una de las partes más importantes del Festival va a ser esa pelea por los nuevos talentos. Tenemos que convertirnos en un sitio donde la gente sepa que, si quiere conocer qué está pasando con los nuevos creadores, San Sebastián es el sitio", ha subrayado.

El Zinemaldia cuenta con un presupuesto para este año de 7.900.000 euros. Rebordinos ha destacado que durante la crisis, las instituciones no redujeron su aportación y "parece que ahora es momento de que, quizá, puedan aportar más dinero".

"Partidas extras para actividades extras", de las que hablará su consejo de administración en junio o en julio.