El volante español triunfa con The 2nd Skin, Varela, Leandro, Malne y Alvarno

Diseños serios y contenidos de Varela frente a las propuestas vibrantes, enérgicas y coloristas de Alvarno

Pasión y sensualidad en la nueva colección de Jorge Vázquez

El diseñador Duyos se lleva el premio L'Oreal Paris a la mejor colección

cultura

| 19.09.2016 - 15:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Pasión y sensualidad respira la nueva colección de Jorge Vázquez, diseñador que este lunes ha imprimido carácter en la última jornada de la pasarela madrileña, Madrid Fashion Week, en la que el volante, remate típico español, ha sido una constante en las propuestas de The 2nd Skin Co, Felipe Varela, Luke Leandro Cano, Malne y Alvarno.

Vázquez ha dado con la fórmula para vestir a una mujer de carácter y pasional como Ava Gadner, al mismo tiempo que recrea la dulzura y la sensualidad de Grace Kelly en "Mogambo", película que se convierte en el guión adaptado de su nueva colección.

Mogambo significa pasión en lenguaje suajili, y mucha pasión ha puesto el diseñador gallego en este nuevo trabajo que afianza y refuerza el estilo Jorge Vázquez, en el que brilla la sofisticación y la emoción de las líneas vaporosas. "Soy fiel a mi estilo, no quiero renunciar a él, aunque siempre busco un aire nuevo", ha explicado Jorge Vázquez. El exotismo de la sabana africana se funde con la estética urbana a través de estampados selváticos y guiños étnicos que conviven en prendas fluidas y estructuradas como vestidos, conjuntos de camisas o faldas o saharianas.

VOLANTES, FLECOS Y BORDADOS

Volantes, flecos y plisados exagerados evocan una belleza pura, palabra que sirve para definir las propuestas de noche, unos vestidos oníricos con ricos bordados y nuevos volúmenes, algunos estampados con fabulosos fondos marinos y otros con coquetos pompones.

Con este trabajo, Jorge Vázquez se supera a sí mismo y propone piezas para una mujer moderna y aburguesada, próxima a la feminidad clásica. "Intento hacerlo lo mejor que sé; quiero superarme, ser uno de los mejores", desvela Jorge Vázquez, que

ha trabajado el lino y la rafia en prendas que imprimían un carácter rústico en versión chic.

Así es el nuevo universo de este creador, donde colores como el granate, azul, blanco y terracota deslumbran junto al rosa, verde o negro, tonos que también traslada a los bolsos bandoleras en piel de camello y cinturones anchos rematados con cebras o rinocerontes esmaltados.

El volante también ha sido el hilo conductor de la colección del tándem creativo The 2nd Skin Co., formado por los diseñadores Juan Carlos Fernández y Antonio Burillo, quienes han buscado en Jérez de la Frontera (Cádiz) la inspiración de sus diseños. "Nuestra seña de identidad es mostrar la feminidad de la mujer", ha indicado Burillo, mientras muestra un gazar en seda natural con mucho volumen.

El volante está presente en todas sus prendas tanto de noche como de día. Volantes finales en vestidos y faldas, que serpentean por el cuerpo dando volumen a la silueta, volantes que discurren entre los hombros y en una explosión central forman una rosa maxi sobre el pecho.

Vestidos mini se conjugan con otros hasta la rodilla, cortes camiseros se versionan en entallados diseños que definen el cuerpo de la mujer con cinturas marcadas que condicionan una identidad "puramente femenina", dicen los diseñadores que han vestido a "celebrities" como Jennifer López o París Hilton.

El jienense Leandro Cano se considera "más artista que diseñador", pero sobre todo un hombre apegado a su familia, sin la que no puede "estar", una razón que le mantiene en España aunque se plantea "salir" para crecer como creador, después de haber vivido en Berlín, París y Nueva York. Sus raíces andaluzas le llevan a las fiestas de verano de un pueblo andaluz "de interior, no de playa", y ese ambiente de verbena le han inspirado vestidos con detalles de farolillos y pantalones con volantes y frunces en vertical.

DEBUT BARROCO

Excesiva, suntuosa y barroca ha sido la colección de Malne, firma que debuta en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid con una serie de piezas cuajadas de volantes y un guiño a la paleta cromática del Greco. Luminosas y setenteras son las propuestas de Esther Noriega, que ha traído a la pasarela vestidos y túnicas estampadas con nenúfares y cerezos en flor, una línea femenina que refresca la estética de esta vallisoletana que desfila en Madrid por cuarta vez.

El diseñador Duyos se ha llevado el premio L'Oreal Paris a la mejor colección en la 64 edición de MBFWM y Marta Ortiz ha sido galardonada como mejor modelo del circuito.

VARELA Y ALVARNO

Por la mañana, si Alvarno sorprendió con una colección joven, enérgica, de lujo discotequero con coquetos volantes, Felipe Varela, diseñador predilecto de la reina Letizia, se atrincheró en un lujo de corte clásico con volantes por doquier, que ha impuesto en prendas de aire deportivo.

La firma The 2nd Skin que ha presentado una colección donde predomina el volumen en faldas, vestidos o blusas. El universo de estos dos diseñadores nos trae además un sinfín de estampados florales para la próxima primavera verano.

Álvaro Castejón y Arnaud Maillard, dúo creativo de la firma Alvarno, han vuelto a la pasarela madrileña con una nueva propuesta vibrante, enérgica y colorista. "Queríamos sorprender con una colección potente, que mostrara a una mujer que se lo ha pasado genial en la discoteca", ha explicado Maillard. Y esa mujer trasnochada, sin apenas maquillaje y el cabello muy natural, defiende una estética en contradicción. Por un lado, tejidos fluidos con motivos geométricos, por otro, tejidos futuristas y texturas que mantienen una conversión fluida entre motivos florales, brillos y estampados de pantera y cebra.

Atractivos han resultados los vestidos de neopreno confeccionado en nido de abeja que se aderezaban con encajes artesanales teñidos a mano y degradé, "bordados hechos a mano que recrean la cultura de España", ha dicho Maillard.

VARELA, SERIO Y CONTENIDO

El lujo de Felipe Varela es distinto: serio y contenido. Como en la edición anterior, el diseñador predilecto de la reina Letizia, ha mantenido el misterio de su colección y también de su imagen como si fuera un secreto de estado, aunque en esta ocasión ha querido ser un poco más flexible. Una pequeña licencia, que ha dado la posibilidad a la prensa de ver su colección sobre percha, eso sí, después del desfile y bajo la supervisión de una de las responsables de costura del taller de Varela. El diseñador no estaba.

Al son de la música electrónica que pinchó el DJ Cristian Varela, las modelos mostraron prendas lujosas de aire deportivo que recreaban el exceso y la opulencia de la década de los 80 creando una imagen sofisticada. Aunque la propuesta es para la primavera-verano 2017, el diseñador exhibió estolas, boleros y chaquetones de visón y chinchilla, algunas escarchadas con cristal de Swarovski, piezas abrigadas que se codeaban con pantaloncitos cortos y vestidos mini en tonos blancos, azul zafiro, rojo rubí, verde esmeralda o negro azabache.

Los pantalones de chándal y estampado de camuflaje vuelven a las propuestas de Varela junto a cazadoras de cuero metalizadas, faldas de volantes, "leggings" y chaquetas sastre en distintos largos para combinar con piezas superminis. Lentejuelas, flecos de cadenas con abalorios, cristales de colores, tachuelas doradas e hilos de metal se encaraman en propuestas que nacen minimalistas y se desarrollan barrocas hasta conseguir un estilismo que declina el "menos es más".

Filosofía que abanderaron los vestidos de noche, ideados para lucir en alfombras rojas que aprecia y valoran un impresionante trabajo artesanal más que el diseño. Los accesorios refuerzan esta idea de riqueza visual en carteras de mano, cinturones en piel metalizada en oro, plata o plomo, así como sandalias realzadas con una flor de cristal.

Misterioso, en un "total look" negro, como si fuera Karl Lagerfeld, con gafas de sol oscuras y enfundado en un ajustado traje de chaqueta con destellos brillantes, salió a saludar al termino del desfile, únicos segundos en los que se pudo ver al creador.