El Vaticano acoge una muestra sobre Gaudí, "paradigma de arte, fe y técnica"

(archivo)

cultura

| 24.11.2011 - 18:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El arquitecto Antoni Gaudi (1852-1926) es "el paradigma de la técnica, el arte y la fe" y su obra maestra, la basílica de la Sagrada Familia en Barceloma, "la señal visible del Dios invisible, muy necesaria en la sociedad occidental europea, con un marcado nivel de indiferencia religiosa".

Así lo han afirmado hoy en el Vaticano los cardenales Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, y Lluis Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, durante la inauguración de la exposición "Gaudí y la Sagrada Familia. Arte, ciencia y espiritualidad", que se prolongará hasta el 15 de enero.

La exposición es un homenaje a Gaudí y al templo elevado a la categoría de basílica por Benedicto XVI en noviembre de 2010, cuando viajó a Barcelona para consagrarlo.

El cardenal Ravasi ha dicho que la palabra que define a "La Sagrada Familia" es "vértigo": el que se siente al subir a sus torres empinadas, "en las que parece que Gaudí desafía a la naturaleza, y que se une al vértigo que lleva a la trascendencia".

El purpurado Sistach ha señalado que con la exposición se pretende agradecer a Benedicto XVI su visita a Barcelona y, al mismo tiempo, acercar al Vaticano y a Roma la gran obra de Gaudí, "arquitecto genial, cristiano ejemplar" cuyo proceso de beatificación está en curso.

"La exposición es una expresión más de la contribución de la fe cristiana ante el mundo de la cultura, del arte y de la belleza que la Iglesia ha realizado a lo largo de los siglos. Como dijo Benedicto XVI esta basílica es una señal visible del Dios invisible, muy necesaria en nuestra sociedad occidental europea, con un marcado nivel de cultura laicista o indiferencia religiosa", dijo Sistach.

La exposición, que ocupa una área de 800 metros cuadrados, está organizada y producida por la Fundación Sagrada Familia, la Fundación Joan Maragall y Acción Cultural Española, y según el comisario, Daniel Giralt-Miracle, ha sido montada siguiendo tres vértices: arte, ciencia y espiritualidad.

Giralt-Miracle ha manifestado que en la Sagrada Familia todo alude al mensaje cristiano y que Gaudí no trabajó al azar, "sino que todas sus propuestas se inspiraron en la escritura, la tradición, la liturgia y las figuras esenciales de la narración evangélica.

"Por ello, comparto que se diga que la Sagrada Familia es la síntesis arquitectónica del mensaje cristiano", ha dicho Giral-Miracle.

El comisario ha señalado en la primera parte de la muestra, la dedicada al "Arte", han intentado sumergir a los visitantes en la estética de Gaudí, acercando sus colores, sus formas y sus espacios, así como el variado repertorio de oficios artísticos que empleo en su obra.

En la "Ciencia" se explica los aspectos técnicos de la construcción del templo de la Sagrada Familia y en "Espiritualidad" se aborda que el artista y su obra no sólo se pueden entender a través de arte y técnica.

Cecilia Pereira, directora de producción y exposiciones de Acción Cultural Española, ha resaltado que la Sagrada Familia atrae todos los años a más de tres millones de visitantes y que esperan que la muestra, "levantada junto al mayor templo de la cristiandad (San Pedro) anime a más.

La Sagrada Familia comenzó a construirse en 1882 y se espera que esté terminado en 2026, según Sistach, que ha recordado que aún quedan por construir diez torres, la capilla del Santísimo, la del Baptisterio y la de la Virgen.