El Teatro de la Zarzuela acoge desde miércoles una versión de Don Quijote

cultura

| 16.12.2015 - Actualizado: 15:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Teatro de la Zarzuela acogerá desde el próximo miércoles, día 16, la última producción de la Compañía Nacional de Danza (CND), una versión en ballet clásico de 'Don Quijote' "con un toque más español", gracias al director artístico de la formación, José Carlos Martínez, y que podrá verse hasta el 3 de enero.

Así, la compañía recupera en el escenario una representación de ballet clásico completo, que no era interpretado desde que Nacho Duato se situó al frente de la CND, hace 25 años.

En concreto, la representación consta de tres actos, y para su puesta en marcha el director artístico de la compañía se ha inspirado en las versiones del francés Marius Petipa y en algunas que él mismo ha bailado, por ejemplo de Alexander Gorski, entre otros.

"Este Don Quijote va a ser totalmente clásico pero con un toque español. Me gusta decir que estoy intentando hacer el Quijote que Marius Petipa hubiera soñado. Lo montó en Rusia después de sus viajes por España, pero era un coreógrafo francés en Rusia", ha indicado Martínez.

UN BALLET POPULAR EN RUSIA

El ballet 'Don Quijote' de Marius Petipa fue, junto con El Lago de los Cisnes, uno de los ballets más populares en Rusia, donde se creó en 1869 sobre una partitura de Ludwig Minkus; una obra que rompía con las criaturas sobrenaturales de los ballets clásicos del XIX, para poner en escena a la gente del pueblo.

Así, la producción se basa en un episodio del segundo volumen de 'El Quijote de Cervantes' (capítulo XXI, donde se prosiguen las bodas de Camacho y otros gustosos sucesos), y la acción se centra más en los amores tumultuosos de Quiteria y Basilio, que en las propias aventuras de Don Quijote y Sancho Panza.

"No va a ser un ballet de flamenco, sigue siendo clásico, sólo que en la manera de dar los pasos se ha puesto que cada paso coreográfico se corresponda con el ritmo musical, también el vestuario y la forma de ponerlo en escena es más español", señaló en la rueda de prensa de presentación Martínez, quien recalcó que se mantiene la esencia de Petipa, aunque se actualizan también representaciones que ya no podían mantenerse en 2015.

A nivel de escenografía, el director artístico de la formación subrayó que se ha hecho un "decorado tradicional con los medios de hoy", a partir de elementos móviles y telones pintados simulando la época, ya que al ser una compañía itinerante, que no tiene un gran teatro de sede, no se puede hacer una gran producción.

Igualmente, ha explicado que se ha empleado la partitura original. De hecho, ha señalado que ha trabajado de cerca con el copista de la orquesta y se ha reeditado la misma para aclarar cosas. "Ahora tenemos una partitura editada por la CND y donde vayamos de gira la llevaremos con nosotros", ha celebrado.

Según ha destacado, el poner en marcha esta pieza ha sido "más importante" que producciones precedentes porque se ha puesto en marcha con equipos propios del CND, por lo que ha habido menos gastos que en otras ocasiones, a pesar de que ha habido que hacer el decorado o los trajes.

EL ELENCO

Sobre el elenco, Martínez ha reconocido que ha sido complicado organizarlo al querer invitar a bailarines que están en otras compañías, incluso internacionales, y se ha tenido que hacer un "tetris".

Entre otros ha destacado a Joaquín de Luz, que bailará en el estreno con la bailarina solista de la compañía YaeGee Park, así como María Kochetkova, además de la bailarina española Cristina Casa, o Elisa Badenes, valenciana de 21 años y bailarina principal del Ballet de Suttgart.

Martínez reconoció que con 'Don Quijote' se pone en escena el momento que vive la CND, que ya está "lista" para el ballet clásico. "Un paso muy grande después de cuatro años", según agregó.

"La idea es hacer que bailarines españoles que están en el extranjero regresen, al mismo tiempo que fomentar que futuras promesas tengan su oportunidad. (...) Es importante a la vez que traer estrellas internacionales, fomentar que a los de la CND se conozcan más", indicó el director de la compañía.

LA COLABORACION DE TODOS

Además, subrayó que ha habido "buena voluntad" y ganas de trabajar por parte de los bailarines de la compañía, que por ejemplo se quedaban ensayando por la tarde cuando no se puede por que no se les pagan las horas extra, así como los equipos de sastrería.

A su vez, se han recuperado bailarines antiguos de la CND, que se han reciclado en otras funciones de la compañía, y por ejemplo el papel de Sancho Panza correrá a cargo de Jesús Florencio.

En cuanto a cómo va a ser la gira, el director artístico de la compañía detalló que se baila en el Teatro de la Zarzuela doce espectáculos, y de mayo a julio tienen representaciones en varias ciudades como Valencia, San Cugat, Bilbao, Granada, o Murcia. Ya en septiembre y octubre se empieza una gira nacional, y además hay fechas internacionales con Quijote.

Preguntado acerca de si hay un tabú con el ballet clásico en la CND, Martínez cree que esta representación supone "un paso hacia adelante" porque la danza clásica se puede bailar de muchas maneras y, según ha defendido, lo que es un paso hacia atrás es bailarla como hace 100 años.

De hecho, resaltó que en la CND ahora se baila danza clásica con bailarines de hoy, con formación contemporánea, de forma que en paralelo se pueden hacer los dos tipos de repertorio.