El Prado se enriquece con la donación Várez Fisa

Rajoy ve el Prado como ejemplo de que la nación no se reduce a lo castellano

Doce obras de pintura y escultura de los siglos XIII al XV

Donadas por la familia Várez Fisa

cultura

| 29.01.2013 - 16:47 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las colecciones del Museo del Prado se han enriquecido "de un modo extraordinario" con la donación de doce obras de arte español de los siglos XIII al XV, hecha por José Luis Várez Fisa y su esposa María Milagros Benegas, en opinión de Mariano Rajoy, quien ha presidido la firma del convenio en el Prado. Formada por pinturas y esculturas, la donación permitirá completar el discurso del arte medieval y renacentista español. Entre las piezas se encuentran algunas de las obras fundamentales de este periodo, como la 'Virgen de Tobed' (1359-1362), excepcional ejemplo de la pintura italo-gótica catalana atribuida a Jaume Serra.

Esta pieza es la única de la donación que por el momento se puede contemplar en el Prado, ya que el legado se expondrá en una sala del museo que llevará el nombre Sala Várez Fisa, situada en los nuevos espacios dispuestos para la pintura española del Románico al Renacimiento.

El arquitecto Rafael Moneo será el encargado de las obras de adecuación de la sala, cuyo proyecto museográfico y arquitectónico se redactará en un plazo de seis meses, según el convenio de donación. En un año se completará la ejecución de la sala, en la que se podrá contemplar el artesonado fechado en 1350 y procedente del coro de la iglesia de Santa Marina, en Valencia de Don Juan (León).

Ante numerosos miembros de la familia Várez Fisa, representantes del arte y la cultura y conservadores del Prado, en su primera visita al museo como presidente, Mariano Rajoy ha dicho sentirse orgulloso de estar "en uno de los pilares de la cultura occidental", que "ha alcanzado cotas de excelencia".

El Prado "es la institución de referencia de la cultura española y un elemento imprescindible de nuestra imagen como país", ha asegurado y ha expresado su gratitud "y el reconocimiento del Gobierno español" a la excepcional generosidad "de un coleccionista apasionado y a la inestimable ayuda de su esposa".

La donación realizada por Várez Fisa es un acto de generosidad hacia el pueblo español y exige un reconocimiento, ya que "es esencial que el mecenas se sienta orgulloso".

En su opinión, las actuales circunstancias suponen una oportunidad inmejorable para hacer una reflexión serena sobre la cultura y sus industrias y para redefinir el papel de las administraciones publicas y la sociedad.

Mariano Rajoy ha recordado que el Gobierno está trabajando en una ley de mecenazgo con la que se pretende crear un marco jurídico flexible para que "la sociedad se involucre en las industrias culturales".

Una ley "a la altura de los tiempos y de nuestras posibilidades. El apoyo privado no es alternativa al apoyo publico: ambos esfuerzos deben coexistir para desarrollar todas las potencialidades de nuestros artistas".

José Pedro Pérez Llorca, presidente del Real Patronato del Prado, también ha agradecido la generosidad de la familia Várez Fisa, cuyo amor al arte les llevó a formar una magnífica colección, "el mismo amor que les impulsa ahora a entregar parte de la misma".

Esta donación, "la más importante que ha recibido el Prado desde la realizada por Francesc Cambó", se une también a las efectuadas por Ramón Errazu, Alberto Bosch, Pedro Fernández Duran y la marquesa de Balboa.

Como ocurrió en el caso de Cambó, quien compró obras para su colección siendo consciente de las carencias del Prado, el matrimonio Várez Fisa reunió excelentes piezas de arte español medieval y renacentista.

"Y lo hicieron conscientes de las grandes lagunas que tenía el Prado en esa materia", ha destacado Miguel Zugaza, director del museo, para quien la familia ha hecho un gesto de desprendimiento excepcional.

Zugaza ha recordado que ya en 1970 Várez Fisa donó el Retablo de San Cristóbal, obra de un maestro anónimo castellano de finales del XIV y único ejemplo del gótico lineal que posee el Prado. En 1988, tras ser vocal del Patronato del museo, también donó otro San Cristobal, firmado por Orazio Borgianni.

Gabrielle Finaldi, director adjunto del Prado, ha agradecido también una generosidad que permite colmar las carencias de la colección en cuanto a las distintas procedencias geográficas y completar estilos y autores presentes en el Prado.

Muy emocionada, María Milagros Benegas ha considerado un honor y un privilegio firmar la donación y ha manifestado su gratitud al saber que las obras van a estar expuestas en el Prado para el disfrute de todo el mundo.