El lado oscuro de la moda

La influencia del esoterismo en la moda

cultura

| 30.10.2016 - 09:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Alexander McQueen, Christian Dior, Jean Paul Gaultier o André Courrèges son algunos de los diseñadores que, además de crear tendencias, han llevado la moda al más allá, influenciados por las prácticas esotéricas, una relación que confirma que el mundo del ocultismo convive con la industria textil.

"La moda también tiene su lado oscuro y espiritual", explica hoy a EFE Victoria Braojos comisaria de "La influencia del esoterismo en la moda", un exposición muestra que destaca y descubre "la brujería y el lado más gótico y romántico de la moda".

"La influencia del esoterismo en la moda", que aglutina más de veinte piezas de coleccionistas privados, destaca el lado más espiritual de la moda y "confirma el interés de la moda por las prácticas esotéricas y ocultistas", asegura Braojos, quien considera que, bien "por estética o por pura inspiración, la moda recrea la simbología esotérica".

Alexander McQueen era el diseñador que mejor mostraba la práctica esotérica en sus creaciones. "Él siempre buscaba su inspiración en la parte más oscura y oculta del esoterismo", apunta Braojos, quien recuerda sus colecciones dedicadas a las brujas y al Marqués de Sade.

Aunque quizá, la más potente fue la que presentó dos años antes de poner fin a su vida con el suicidio, Magia Negra, "un desfile que realizó sobre un gran pentagrama rojo sobre el que las modelos desfilaban siguiendo las líneas, mientras que en las pantallas aparecían diferentes brujas", recuerda Braojos.

En la moda existe mucha superstición, "la mayoría de la diseñadores trabajan con amuletos y pequeños rituales", desvela Braojos, quien asegura que "Christian Dior era muy supersticioso, tenía vidente de cabecera y no tomaba ninguna decisión sin consultarle".

Otro creador que también ha vivido muy de cerca las palabras de una echadora de cartas, es Jean Paul Gaultier, el "enfant terrible" de la moda, quien su abuela, de profesión peluquera, se dedicaba a preparar rituales y leer las cartas a sus clientes.

"Una influencia que se ha visto a lo largo de su carrera, como la colección inspirada en la artista mexicana Frida Khalo o en otras en las que la santería, la religión o las vírgenes han estado presentes", expresa Braojos.

En la muestra está presente "la geometría sagrada" -líneas que pueden cambiar la vibración energética de la persona- patentes en los primeros diseños de André Courrèges.

Un bolso gótico romántico de Prada o los zapatos de Stuart Weitzaman diseñados para celebrar el 50 aniversario de la película El Mago de Oz, son algunas de las piezas elegidas para conformar esta exposición efímera.

Además de un collar rosario de Armani, un vestido negro de Vivienne Westwood, un sombrero de Philip Trecy basado en la carta de El Loco del tarot, un chaleco de Gaultier de la colección Rabino Chic o un cuerpo de encaje de Alexander McQueen.

Cuenta Victoria Braojos, responsable de esta muestra que solo podrá verse hoy en el la Escuela de Esoterismo, en el número 61 de la calle Ortega Y Gasset, que las creaciones de Balenciaga también tienen connotaciones esotéricas "porque él hacía ropa para que las mujeres fueran guapas a misa".

Tampoco pasa por alto la visión futurista y las creencias paranormales de Paco Rabanne, que predijo el fin de París, cuna de la moda.