El Gobierno quiere implantar una hora diaria de lectura en los colegios

El Plan de Fomento a la Lectura contara con 7,2 millones de euros en 2017

cultura

| 03.05.2017 - 17:02 h
REDACCIÓN
Más sobre: LecturaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte trabajará conjuntamente con las comunidades autónomas para implantar una hora diaria en los centros escolares dedicada a la lectura, tal y como recoge el Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020. Esta es una de las medidas destacadas dentro del nuevo plan presentado este miércoles por el Ministerio, en el que destaca una serie de objetivos y "líneas de actuación como estímulo permanente" para la creación de nuevos proyectos, "en lugar de contener un listado cerrado de medidas".

Así, Cultura pretende "otorgar un papel central" a la lectura en el ámbito formativo --también en el de ocio--, recordando que la LOE insta a dedicar un tiempo a esta actividad tanto en educación primaria como en secundaria.

Por el momento, el ministerio va a garantizar que los centros de Ceuta y Melilla --ciudades autónomas en las que tiene competencia directa-- puedan destinar una hora diaria (fuera del horario lectivo) para que los alumnos la dediquen a la lectura.

Además, los centros que impulsen un club de lectura --con previo reconocimiento por parte del ministerio-- recibirán una cuantía económica para la adquisición de lotes de libros, que deberán estar catalogados en la biblioteca escolar del centro.

El plan cuenta con un presupuesto de 7,2 millones de euros en 2017. El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha asegurado que esta cantidad únicamente será la del primer año del proyecto y espera que pueda "servir de suelo" para próximas partidas presupuestarias de mayor dotación.

"Es un presupuesto para el primer año de vida y ojalá pueda mejorar, pero en caso de mantenerse, las previsiones supondrían una partida global en cuatro años cercana a 30 millones de euros, que me parece suficiente, aunque si seguimos subiendo habrá margen para más medidas", ha explicado, tras reiterar que se trata de "un plan abierto" que podría incorporar más medidas en próximos años.

"Estos años nos han enseñado a ser buenos gestores de austeridad, pero la política cultural no se puede medir en términos presupuestarios, sino en imaginación --que no fantasía-- y creatividad. Y espero que cuando terminemos, se nos juzgue por los resultados", ha aseverado Benzo. Benzo ha estado acompañado por el secretario general de la Asociación de Cámaras del Libro en España, Antonio María Avila, y el presidente de la Confederación Española del Gremio y Asociaciones de Librerías (CEGAL), Juancho Pons, quienes se han mostrado satisfechos de la puesta en marcha de un plan de fomento de lectura tras nueve años del último --éste supone el tercero hasta la fecha--. De hecho, Pons ha resaltado la necesidad de impulsar las compras públicas en librerías para bibliotecas y, aunque en este plan no haya una partida determinada, ve "un horizonte más halag~eño". "Nos parece básico que las bibliotecas se puedan dotar de libros e incluso que sea un problema entrar en ellas porque haya muchos. Tiene que revitalizarse", ha señalado.

En esta misma línea, Avila ha remarcado que "pocas acciones son tan contundentes" como la compra de libros para bibliotecas, si bien entiende que los Presupuestos Generales se aprobarán previsiblemente este mes de mayo y "ahora es complicado" contar con una amplia partida. "Pero esperamos que el año que viene se amplíen las cantidades, no es ser positivo, es ser realista", ha apuntado. Benzo ha añadido que en estos fondos para compras de libros "no habrá discriminación de ninguna lengua" cooficial española.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, resalta en el documento que este plan para cuatro años es un "desafío que requiere la implicación de todas las administraciones y el mayor número de entidades privadas", tanto del sector del libro como fuera de él. "Es un plan para todos, sobre todo para los menores lectores", ha apuntado.

En este sentido, el plan se centra en distintas líneas estratégicas, siendo la primera de ellas el impulso de la lectura en el ámbito educativo. Las bibliotecas públicas son otro de los ejes al que apunta el documento, mientras que el fortalecimiento del sector del libro y el fomento del respeto a la propiedad intelectual cierran los objetivos de Cultura para promover la lectura en España.

57 MEDIDAS

Benzo ha detallado el contenido del Plan de Fomento de la Lectura, que incluye un total de 57 medidas, tras la reunión mantenida por el Observatorio de la Lectura y el Libro y ha recalcado que en el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2017 se ha aprobado la declaración del Plan de Fomento de la Lectura como acontecimiento de excepcional interés público.

De esta manera, es la primera vez que el plan obtiene este respaldo del Parlamento, lo que implica unos beneficios fiscales --del 90%-- que Cultura entiende que incentivarán la implicación de un mayor número de instituciones. "Estoy impresionado de que nos consideren acontecimiento de interés", ha bromeado Avila.

Precisamente, una de las novedades respecto a planes anteriores será la línea estratégica dedicada a la "sensibilización" sobre la defensa de la propiedad intelectual. "Ciertamente, el plan estaría incompleto si no existiera un compromiso público por incentivar y asegurar que éstos se desarrollan por cauces legales", recoge el documento, que también apunta a una campaña en los medios de comunicación.

Asimismo, está prevista la firma de un convenio de colaboración con RTVE, que "ya se ha comprometido a intensificar" las acciones de fomento a la lectura. Una vez firmado el convenio, se buscará la colaboración del resto de medios, cuya contribución se considera "fundamental" para que la campaña "alcance a públicos no necesariamente lectores.

LA FAMILIA, CLAVE EN EL FOMENTO DE LECTURA

Cultura ha avanzado algunas de las actuaciones en distintas líneas estratégicas. Por ejemplo, en la promoción de los hábitos lectores --"otorgando particular importancia a la familia"-- se habla de apoyos a ferias del libro, fomento de la lectura en municipios de menos de 50.000 habitantes o la creación de una página web para ayudar a "transmitir una imagen más moderna" de la lectura.

En el ámbito educativo, insta a desarrollar la normativa básica en materia de lectura, además de contemplar jornadas y cursos para la formación de docentes, mejoras de las bibliotecas escolares, proyectos de "iniciación precoz a la lectura" y premios y concursos para fomentar esta actividad.

Respecto a las bibliotecas, pide aumentar la colaboración entre estos centros y la industria del libro, así como "establecer alianzas con sectores afines". Para el sector del libro, resalta el impulso de la reconversión del sector al modelo digital --"apoyando a aquellos proyectos que apunten hacia la transición definitiva desde lo analógico"--, además de apoyar las iniciativas de la UE para reducir el IVA de los libros en formato digital --actualmente al 21%--. Otras medidas destacadas son la de impulsar el sello de calidad para las librerías, la creación de un grupo de trabajo sobre las jornadas nacionales del sector del libro o la reforma del Observatorio de la Lectura y el Libro, con la creación además de un buzón de participación ciudadana.