El Festival Madrid Sur se despide con teatro, danza, música y burbujas

cultura

| 30.10.2011 - Actualizado: 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La decimosexta edición del Festival Internacional Madrid Sur se cierra con teatro, a partir de obras de Valle Inclán o Mario Benedetti; danza y música, basada en textos de Lorca; y un espectáculo gestual con burbujas como protagonistas.

La directora del evento, Ángela Monleón, ha destacado que el Festival haya alcanzado ya 16 años "en estos momentos difíciles, pero la cultura tiene un espacio importante en la vida y con la tripulación con la que cuenta este barco conseguiremos hacerlo por los años de los años".

Ángela Monleón ha reseñado unas palabras de Blanca Portillo, en una de las charlas organizadas en la Universidad Carlos III por este Festival, en las que expresaba que "hay que distinguir entre entretenimiento y cultura".

"Nosotros nos situamos en un teatro como cultura, imaginación, reflexión, arte... un lugar para preguntarse cosas. Y una de las mayores satisfacciones que nos hemos llevado es que el público ha aumentado respecto a ediciones anteriores", ha argumentado.

Entre los estrenos más destacados, "Pedro y el capitán" o "La Noche de Max Estrella", que para su protagonista, Carlos Álvarez Novoa, "es una propuesta innovadora, ya que está representada por un único actor, que encima es ciego, y nos presenta el mundo interior de un poeta".

Este domingo a las 18:00 horas en el Teatro Tomás y Valiente de Fuenlabrada Morgan Blasco y Luis Beviá dirigen e interpretan "¡UUUiii!", un espectáculo de teatro gestual para toda la familia que utiliza burbujas de todo tipo: transparentes, con humo, con vapor.

Para Luis Beviá, trabajar con burbujas de jabón "hace que cada espectáculo sea diferente, te da un plus de expresividad" que hace que cuando ha vuelto al teatro convencional, sólo con texto, se le "ha quedado pequeño".

"Hemos conseguido plasmar el lema del Festival: la rebelión del lenguaje escénico. La gente se ha devanado los sesos para dar un giro a sus propuestas y el público ha respondido. Gracias además a unos precios muy asequibles de sólo cuatro euros por obra", ha concluido la directora Ángela Monleón.