El Festival de Arte Sacro se abre a otros públicos con nuevos estilos como jazz

cultura

| 02.03.2016 - Actualizado: 11:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La XXVI edición del Festival de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid apuesta este año por la innovación y por atraer nuevos públicos, también jóvenes o incluso adolescentes, con un programa que se abre a nuevos estilos -como el jazz o las músicas alternativas- y a nuevos espacios.

La presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, ha presentado la programación del Festival, en el que desde el 25 de febrero hasta el 3 de abril 32 artistas nacionales e internacionales protagonizarán 30 conciertos que aúnan tradición y modernidad y que explorará otros escenarios, como el Auditorio del Centro de Arte Reina Sofía o la capilla del Palacio Real.

Una programación que "apuesta por la convivencia de distintas disciplinas artísticas" y por la experimentación musical, algo que, según Cifuentes, servirá para aumentar el éxito de este certamen y captar nuevos aficionados que nunca se habían acercado a la música sacra y espiritual.

Pepe Mompean, director del Festival, ha resaltado que el encargo que recibió de la Comunidad fue precisamente "ser creativo", y para ello ha ideado una programación "más abierta", dando cabida a "otros lenguajes musicales" no presentes en anteriores ediciones.

Cifuentes ha incidido en que la apertura a nuevo estilos de música contemporánea o jazz -siempre en relación con la espiritualidad- demostrará a los más jóvenes que este festival no es "música de iglesia".

Tras un cuarto de siglo de vida del Festival, ha seguido diciendo Cifuentes, el Gobierno ha creído que "es el momento de avanzar, de innovar, de hacer algo diferente" sobre un certamen que "venía siendo un éxito" y que ahora se quiere consolidar aún más.

Ha resaltado que en la programación habrá artistas ya consagrados y otros emergentes "pero de primera categoría", que hacen de los conciertos de este año supongan "una vuelta de tuerca con mucha más ambición" y una "clara apuesta por elevar la calidad", además de por fomentar la producción propia -ya que se incluirán estrenos encargados por el propio Festival-.

"Queremos conectar todas las propuestas del Festival con conceptos más abiertos y universales relacionados con la espiritualidad", ha reiterado. Otra novedad es la celebración de conciertos en espacio no religiosos, como los Teatros del Canal, el Teatro de la Abadía -donde se ha presentado el certamen- o el auditorio del Centro de Arte Reina Sofía.

Y también por primera vez se colaborará con otras instituciones, que abrirán espacio como la Iglesia del Real Monasterio de la Encarnación o la capilla del Palacio Real, unas colaboraciones que "enriquecen" el certamen y que Cifuentes ha confiado que se extiendan aún más en el futuro.

El director del Festival ha subrayado que su intención ha sido ofrecer una propuesta "atractiva para distintos públicos" y trabajar en lenguajes musicales que hasta ahora habían estado ausentes en anteriores ediciones, incluso haciéndolo más "transversal" al conectarlo con otro tipo de representaciones artísticas.

También ha querido "hacer visible el enorme talento que hay en el panorama español", a cuyos artistas les cuesta "a aveces encontrar huecos y apoyos".

40 días de conciertos en los que "no baja la intensidad ni la calidad en ningún momento", y que comenzarán con el estreno en España de "Pegaso", de La Galanía, en la Parroquia de San Ginés, que se completará con varios estrenos absolutos ("A love supreme proyect", de Moisés P. Sánchez + Ariel Brínguez Quartet; "World love supreme", de Jorge Pardo Quartet; o "Harmonías del firmamento" de María Rodés) además de otros estrenos en España y en Madrid.

Interpretarán conciertos artistas como Alberto Rosado, Angelicata Consort, Carducci Quartet & Gordon Jones, Cosmos 21, Dolce Rima, David Apellániz, El León de Oro, Félix Ardanaz, Guillermo Pastrana, Iagoba Fanlo, Iberian & Klavier, Ignacio Marín Bocanegra, Iliana Morales, Ímpetus, Jorge Pardo Quartet, La Bellemont, La Galanía, La Ritirata, La Spagna, Lina Tur Bonet y MUSICA ALcheMICA, Los Afectos Diversos, María Rodés, Marta Espinós, Mikolaj Konopelski, Moisés P. Sánchez y Ariel Brínguez Quartet, Nao D'amores, Riyehee Hong, Rubik Ensemble, Trío Arbós y Trío Kandinsky.