El Fernán Gómez muestra el lado luchador de Gloria Fuertes

cultura

| 14.03.2017 - 16:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El teatro Fernán Gómez ha inaugurado esta mañana, con motivo del centenario del nacimiento de la poeta madrileña Gloria Fuertes, una exposición que reivindica su legado cultural en un recorrido a lo largo de toda su vida y que la presenta como luchadora por defender su profesión, con una obra al completo que sobrepasa la literatura infantil por la que se la recuerda.

'Gloria Fuertes, centenario' cuenta con los fondos de la Fundación Gloria Fuertes y se enmarca dentro de las actividades que organizará este año el Ayuntamiento para celebrar la citada efeméride, tal y como ha explicado este martes la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer.

Mayer junto con la comisaria de la exposición, Paloma Porpetta, se ha encargado de presentar la muestra ante los medios de comunicación, abriendo así las puertas del Centro Cultural de la Villa a la ciudadanía, que podrá contemplar la obra de la poeta madrileña hasta el próximo 14 de mayo.

"Gloria Fuertes fue una poeta universal, feminista, pacifista y reivindicativa, que puso voz a quienes no la tenían y dejó un enorme legado literario", ha comentado la concejala, que ha aprovechado para recordar la intención del Ayuntamiento de rendir homenaje a las mujeres escritoras de la Generación del 27 en un futuro próximo.

Por su parte, Porpetta ha explicado que se pretende recordar a esta figura de la literatura, conocer su vida y reivindicar el lugar que le corresponde como "una de las grandes y más polifacéticas del siglo XX". Como se puede leer en la exposición, su obra se dirige a todo el mundo "de 0 a 99 años", fiel reflejo de su amplia producción tanto en literatura infantil como en sus poemas de tono crítico y social.

El material es inédito y original y procede de la Fundación Gloria Fuertes. Su presidenta, la mencionada comisaria de la exposición, asegura que todo lo que se ve en la exposición cuenta con el consentimiento de Fuertes. "Gloria dejó marcadas aquellas obras que no quería que se publicasen o saliesen a la luz. También señalaba con un círculo las que más le gustaban", relata.

"El amor, la convivencia, la guerra y el pacifismo son sus principales temas", cuenta Porpetta; y estos están organizados en cinco grandes bloques que muestran cornológicamente la vida y obra de Fuertes, con fotografías, fragmentos de sus poemas, objetos personales y audios e imágenes de sus entrevistas en radio y televisión.

RECORRIDO POR SU OBRA

La primera de las etapas, 'Niñez y adolescencia', comprende de 1917 a 1935. En ella, Fuertes convivió con una madre que la pegaba y en el seno de una familia humilde que no entendía sus aspiraciones a escritora. Ejercía "de criada en su propia casa" desde niña y "tenía una muy mala relación con su madre", transmite Porpetta en los primeros pasos del recorrido.

Es en los años 30 cuando comienza a escribir para niños pese a que en su casa prefiriesen que fuese "criada o costurera". "Gloria pegó un viaje a la literatura infantil como no le ha pegado nadie", sentencia la presidenta de la Fundación que lleva su nombre.

En 1936 y hasta 1939, los años de la Guerra Civil, se observa un antes y un después en la literatura de Fuertes. Como ella decía, la "Guerra (in)Civil" marcó su obra para siempre y provocó su eclosión como gran poeta pacifista. Valiéndose del humor en ocasiones y de la más dura crítica en otras, expresó su malestar con el sinsentido de la guerra, en la que perdió al primer amor de su vida: Manolo, el primero de una "lista de conquistas" que se pueden leer en la exposición de su puño y letra.

Tras la guerra, Fuertes se embarcó en una etapa tan complicada "para ella como para el resto de la sociedad española: la Posguerra". Entre 1940 y 1954 su obra fue silenciada por "una censura que no veía con buenos ojos que una mujer escribiese y, menos aún, con la denuncia social presente en sus poemas". "Gloria llegó a ser más conocida en el extranjero que en España", ha explicado Porpetta.

Por último, 'La plenitud' (1955-1970) y 'Exito' (1970-1988) cierran la exposición. "Sería fundamental en 1955 su ingreso en el Instituto Internacional de Boston, sin el que según la propia Fuertes habría sido secretaria toda su vida", ha destacado. En la década de los 80, por fin, le llega el éxito que siempre consideró necesario Fuertes para todo poeta y es que para ella, "no se es poeta hasta que te lee el pueblo", como reza en su obra.

VISITAS ESCOLARES

La comisaria de la exposición ha comunicado también que se organizarán visitas escolares con varios centros que ya lo han solicitado y que se abrirán talleres para los más pequeños los días no laborables, en los que se realizarán dos recorridos diferentes.

Porpetta ha insistido en la importancia de acercar la literatura a todas las edades y se ha mostrado rotunda al afirmar que "la literatura debería ser obligatoria".