El Dúo Dinamico transforma en un "gran guateque" el Sonorama

cultura

| 05.08.2016 - 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Con permiso de Molotov, 091 o Quique González, el Dúo Dinámico montará el próximo jueves en el Sonorama un "gran guateque" con canciones como "15 años tiene mi amor", uno de sus mayores éxitos que, como recuerdan a Efe, compusieron cuando tenían la misma edad de los que serán sus compañeros de escenario.

Aranda de Duero (Burgos) volverá a ser el centro neurálgico de la música indie de la mano del festival Sonorama Ribera (11-12-13 de agosto), una cita que tras el éxito de Raphael en su edición de 2014 ha apostado por las melodías de amor pegadizas que convirtieron hace ya más de medio siglo a Ramón Arcusa y Manolo de la Calva en dos indies, porque ellos ya fueron unos "independientes".

"Romper moldes es muy difícil a nuestra edad, pero juro que los rompimos en nuestro tiempo por todos los lados, de hecho tuvimos que pelear con la compañía de discos porque ellos tenían un concepto de las cosas que nosotros, sin haber estado en la música, no entendíamos", cuenta Arcusa (Barcelona, 1936).

Y no podían comprenderlo porque, como prosigue, para "cambiar el rollo del smoking negro" (atuendo habitual de los grupos en los años 60) se compraron un jersey rojo para lucirlo en su primer trabajo discográfico (1959).

"Querían -añade- poner una foto en blanco y negro pero en aquel momento la discográfica no tenía presupuesto para hacerlo en color. Nosotros pensábamos que cómo iban a hacer una foto en blanco y negro en la que no se viera nuestro jersey rojo, así que contratamos a un fotógrafo y nos costó 1.000 pesetas hacer la foto. Y ahí empezamos".

Con esa actitud comenzaron a romper esos esquemas musicales y estéticos con los que llevan 55 años conquistando no sólo a su público, sino a los hijos y los nietos de esos que los siguen desde su nacimiento.

Esos que cantarán "Perdóname", "¡Oh, Carol!", "Lotita Twist" o "Resistiré", auténticos himnos que ahora corean en sus conciertos, como dice orgulloso De la Calva (Barcelona, 1937) "cuatro generaciones" a la vez.

Por eso, el Sonorama es para ellos "una gran ilusión" porque además de poder "ver" cómo actúan sus compañeros de cartel (entre los que están también Triángulo de Amor Bizarro, Siloé o Niño de Elche), también se enfrentarán a un público con el que reconocen no tener "problema".

"Yo creo que la gente joven, de refilón, nos ha escuchado. Hay mucha gente joven que viene a vernos y nos dice que aunque no somos sus artistas actuales favoritos, sí que nos admiran porque somos profesionales", destaca De la Calva.

Y si no conocen sus canciones, puntualiza Arcusa, convertirán a Aranda del Dueron en un auténtico "guateque" incluso para esos que no han escuchado nunca alguna de sus más de 600 composiciones.

Un repertorio que, según afirman ambos, es uno de los culpables de que se encuentren en el "mejor" momento profesional que podrían "desear" ya que ahora se suben al escenario y llenan las horas que sean con temas propios.

Aunque a lo largo de su vida no sólo han recopilado éxitos, sino también esos jerseys rojos que modernizaron la escena musical, prendas de abrigo que pese a que en pleno mes de agosto no harían más que estorbar Manolo y Ramón bromean con la idea de vestirlos en algún momento de su actuación.

Una cita en la que no sólo esperan hacer bailar y disfrutar al público, sino también y como confiesan, salir con alguna propuesta musical de sus compañeros de escenario: "Hay varios grupos indies que se han interesado en cantar con nosotros", concluyen.