El cantaor catalán Miguel Poveda ya es Hijo Adoptivo de La Unión

cultura

| 07.08.2013 - 07:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cantaor catalán Miguel Poveda ya es Hijo Adoptivo de La Unión, tal y como se oficializó en el acto institucional que tuvo lugar este lunes en el Salón de Actos del Ayuntamiento de La Unión y que culminó el expediente que fue anunciado el 8 de agosto de 2012 por el alcalde y presidente ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Francisco Bernabé.

En esta jornada de homenaje de La Unión a Miguel Poveda, previa a su actuación de este martes con la que cerrará las Galas Flamencas del Festival Internacional del Cante de las Minas, ha podido sentir el "cariño y respeto" del pueblo unionense hacia el cantaor catalán, según informaron fuentes del certamen en un comunicado.

"Una admiración que se mantiene desde que Poveda consiguiera la Lámpara Minera, máximo galardón del Festival, en 1993, con una memorable actuación que le valió, además, otros tres premios de los que se repartían en aquella final", recuerda el Festival. Por ello, Miguel Poveda también ha correspondido ese afecto, llevando por todos los escenarios a su mentor, el cantaor Pencho Cros, y los cantes mineros.

RECUERDA SUS INICIOS

Miguel Poveda ha recordado sus inicios en el cante en Cataluña y cómo surgió la idea de venir a participar en el Concurso de Cante hace veinte años, "animado por el guitarrista Juan Ramón Caro", y cómo aprendió los cantes de las minas "en el trayecto del tren de Barcelona a Cartagena".

Después, ha evocado todo lo que significó la noche del 14 de agosto de 1993: "gracias a ese día he viajado, he compartido, he convivido, he aprendido de muchos cantaores, y hoy día sigo diciendo que hay mucho que aprender porque esto es una carrera de fondo".

Poveda ha dicho que tiene "mucho que demostrar para estar a la altura del día que me habéis regalado hoy, y el día que me regalaron hace veinte años", además de agradecer uno a uno "a todos mis amigos de aquí y que cuando paseo por el pueblo salen de sus casas y comercios para saludarme. Gracias por tanto cariño".

Ha concluido dedicando este nombramiento a sus padres: "a Felicia León, que es la madre que me parió, y a Francisco Poveda, que es el murciano más maravilloso que he conocido en mi vida".

El alcalde de La Unión y Presidente Ejecutivo de la Fundación Cante de las Minas, Francisco Bernabé, ha manifestado que "si hay alguien que se merece ser Hijo Adoptivo de La Unión es Miguel Poveda, por todo lo que ha hecho durante estas últimas dos décadas. No ha habido mejor Embajador de este pueblo y de sus cantes, y el cariño se paga con cariño".

Previo al acto oficial, el escritor y periodista, Antonio Parra, ha ofrecido la conferencia 'El Hijo del Charnego', dedicado al cantaor, donde ha recogido varias estampas de su trayectoria: desde su nacimiento e infancia en Cataluña siendo hijo de emigrantes, a sus comienzos en el cante y su éxito en 1993 alzándose con la Lámpara Minera.

Según Antonio Parra, "cuando Miguel irrumpió en el panorama flamenco había dos tendencias: la mairenista y la camaronista, y la voz de Poveda representaba un paradigma distinto en el flamenco, y además bebiendo de la raíz y de las fuentes resulta que era heterodoxo".

Para concluir diciendo que "Miguel, en esta historia feliz triunfó en la tierra de su padre, en los orígenes, y redimió de esa manera simbólica tanto dolor de tantos charnegos a veces maltratados por la vida. En su triunfo está el de esos murcianos anónimos, como su propio padre. Ahora la vida va en serio para Miguel, el hijo del charnego".

Antes de la entrega del título, se ha proyectado un fragmento del documental "El cielo de la mina", dirigido y producido por Onésimo Hernández, en el capítulo dedicado al cantaor catalán centrándose en la relación de Poveda con La Unión, con imágenes de la quincuagésima edición del Festival.

La Jornada de Homenaje de Miguel Poveda precede a su actuación de mañana en su Recital más flamenco en la Catedral del Cante, en el que tiene previsto ofrecer algunos de los palos más representativos, desde los más festeros hasta los más profundos. La mayoría del repertorio es un reflejo del cante más tradicional aunque con las aportaciones que el artista les da, conservando su esencia pero pasándolos por su filtro personal.

En este recorrido se pasará por las distintas geografías flamencas y las creaciones de cantaores de generaciones anteriores. También habrá momentos para la improvisación, que convertirá este recital en un concierto único. Las entradas de ese concierto se agotaron hace semanas.