El autor de Millennium 4: "Tuve que escribir en un ordenador sin conexión a Internet"

Lagercrantz asegura que tuvo un "miedo atroz" porque sentía que "todo el mundo pensaría que era un desastre"

cultura

| 27.08.2015 - 14:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El autor de la cuarta entrega de la saga Millennium 'Lo que no te mata te hace más fuerte', David Lagercrantz, se ha mostrado "aliviado" porque ahora puede hablar del libro. "Ha habido tanto secretismo en todo el proceso... tanto que tuve que escribir en un ordenador sin conexión a Internet", ha revelado. "Utilizábamos palabras en clave, no usábamos el mail, vivía en una especie de spyware, y ahora por fin puedo hablar, y las cámaras y la luz pública me aterrorizan, pero al menos ya puedo hablar de ello, de lo que ha sido lo más emocionante de mi vida", ha afirmado Lagercrantz, elegido por los herederos de Stieg Larsson para continuar la serie.

En una entrevista que 'Planeta' publica este 27 de agosto, día del lanzamiento mundial de 'Lo que no te mata te hace más fuerte', recogida por Europa Press, Lagercrantz ha asegurado que existe "un antes y un después" de Millennium 4. "Todo el mundo está muy emocionado y me han pasado peticiones de entrevista desde todos los países del mundo, `es una locura total!", ha añadido.

En este sentido, el autor de la última entrega de la saga ha confesado no pudo resistirse a escribirla. "Cuando entendí que la cosa iba en serio y de que realmente querían que yo escribiera el libro, me dio una especie de ataque, me desperté en medio de la noche, me acuerdo volviendo a casa, con la cabeza dándome vueltas, creo que me obsesioné con ello", ha explicado.

"Tuve un miedo atroz, fue como una pesadilla, y sentía que todo el mundo pensaría que era un desastre, pero de vez en cuando está bien sentirse aterrorizado porque cuando estás en peligro, cuando estás así es cuando más te concentras, trabajas más duro, así que pienso que mi ansiedad me ha hecho ser mejor escritor, he asumido muchos riesgos y he tenido muchísimo miedo, pero ha logrado que sea mejor escritor", ha apostillado.

UN GENIO MAL TRATADO

Según Lagercrantz, se obsesionó "lógicamente" por Lisbeth Salander y entendió que "era el tipo de personaje" sobre el que había estado escribiendo toda su vida. "Un genio mal tratado, de hecho, acepté, pues por pura pasión", ha remachado.

Dicho esto, el escritor ha destacado lo "difícil" de continuar el trabajo de otro. Así, Lagercrantz ha indicado que primero tuvo que "aprender a hacerlo" porque los lectores tenían que "sentirse como en casa en el universo de Stieg Larsson". "No podía ser simplemente un imitador, tenía que poner algo de mí mismo en él y no podía tenerle miedo. Cuando aprendí el universo, el código y el personaje, tuve que tener el valor de ser un poco libre y ponerme a mí mismo dentro. Al principio, fue difícil y extraño pero después de un tiempo, sentí que aquellos eran mis personajes", ha remachado.

Asimismo, ha manifestado que lo más difícil de este proyecto ha sido "dar con una trama de intriga compleja", como las que hacía Stieg Larsson, dar con la clave para escribir un "libro adictivo". "De calidad, poder abrir el libro y seguir leyendo, y te tiene", ha matizado.

También ha hecho hincapié en que "ha sido muy difícil" meterse en la piel de Lisbeth Salander. "Creo que es una figura icónica, ella es uno de esos personajes de los que nacen uno cada siglo, creo que la necesitamos y debemos volver a ella una y otra vez, como 'El hombre araña' (Spiderman), ese icónico complejo y brillante personaje", ha subrayado.

NUEVOS Y ANTIGUOS PERSONAJES

Lagercrantz ha avanzado que la nueva entrega de Millennium viene con "nuevos personajes, nuevos villanos, nuevos chicos malos, chicos buenos", pero también con "los antiguos, Lisbeth, Mikael, Erika Berger, la Hacker Republic, los agentes de policía Jan Bublanski, están todos, pero también he añadido nuevos personajes en el libro".

"Me apasionan los genios, así que también he puesto a un personaje que es un genio, un joven artístico que tiene el síndrome savant, parecido al protagonista de Rain Man, personajes que creo sirven de contrapunto a Lisbeth. Seguí lo que me dictaba el corazón y mi pasión", ha declarado.

Además, ha señalado que una parte del libro se desarrolla en Estados Unidos, en la Agencia Nacional de Seguridad, y ha apuntado que aparecen también otros emplazamientos de Estocolmo. "La mayor parte de la historia se desarrolla en mi barrio, en mi propio barrio", ha agregado.

Finalmente, ha asegurado tener "muchas y fantásticas ideas para otros libros". "Le doy vueltas día y noche a qué haría, pero ahora mismo estoy ocupado con esto, así que no puedo decirte, `veremos!", ha zanjado, al ser preguntado sobre sus próximos trabajos.