El arte del cómic se instala en el Matadero de Madrid con Expocómic 2012

Expocómic 2012 (Expocómic 2012)

cultura

| 29.11.2012 - Actualizado: 20:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cómic es un arte. Bajo esta premisa la XV edición del Salón Internacional del Tebeo de Madrid, Expocómic 2012, ha comenzado hoy en el Matadero de Madrid, donde los seguidores del noveno arte podrán compartir su pasión con algunas de las firmas más importantes del momento.

Expocómic 2012 cuenta en esta edición con la presencia de personalidades como Greg Lockard, de la editorial Vertigo/DC, quien ha trabajado en la antología "Ghost"; o Daniel Ketchum, de la editorial Marvel, quien ha supervisado cómics como "X-Factor", "Spiderman" o "El motorista fantasma"; ambos recogerán trabajos de jóvenes ilustradores y los asesorarán.

A estos autores se les sumará grandes figuras de la ilustración como Simon Bisley, Ben Templesmith, Herb Trimpe o Salvador Larroca que firmarán ejemplares a los asistentes.

Además, el certamen cuenta con dibujos originales a precios de auténticas obras de arte, ya que algunos de ellos alcanzan los 3.000 euros.

Para la Asociación Española de Amigos del Cómic, organizadora del salón, la cita se presenta con "mucha esperanza" después de tener que cambiar su ubicación habitual, el pabellón de Cristal, cerrado preventivamente por el Ayuntamiento de Madrid tras los sucesos acaecidos en la fiesta celebrada en el Madrid Arena el pasado 1 de noviembre.

"Creo que nos hemos sobrepuesto muy bien y estamos en un lugar estupendo como es el Matadero", ha afirmado a Efe el coordinador general de Expocómic 2012, Alberto Garrido.

El responsable del salón ha señalado asimismo que el éxito en el último año de algunas producciones cinematográficas, como las últimas entregas de Batman o Los Vengadores, ha ayudado a la industria del cómic a sumar más adeptos.

"Ahora es muy habitual ver a gente con camisetas de cualquier tipo de superhéroe y los cómics están de moda", ha explicado Garrido.

El salón, que permanecerá abierto hasta el 2 de diciembre, cuenta con un público fiel que ha ido creciendo con las quince ediciones y, en la actualidad, se puede ver a padres que acuden con sus hijos, jóvenes buscando publicaciones manga o personas mayores que quieren completar la colección que llevan haciendo desde niños.

"Nosotros vendemos los originales de algunos autores que sólo se ponen a la venta aquí y por eso hay gente que sólo viene a Expocómic a hacerse con un ejemplar", ha apuntado el coordinador general de la feria.

La actualidad del tebeo en España pasa por el manga, sobre todo para las generaciones más jóvenes, mientras el cómic franco-belga va sumando seguidores conforme aumenta la edad.

No obstante, la industria estadounidense sigue siendo la más potente en número de publicaciones, por lo que los ilustradores españoles con más proyección tienen que dar el salto a Estados Unidos para encontrar un futuro prometedor.

"En España tenemos una serie de autores que están trabajando en América, como Félix Ruíz que está haciendo serie de Lobezno, o Agustín Padilla que ha estado trabajando en Marvel y ha rediseñado una serie de Batman", ha detallado a Efe Garrido, quien ha calificado de "desgracia" el que en España aún no haya un mercado fuerte.

El público femenino tiene también una cita importante en Expocómic 2012, ya que cuenta con una exposición de la obra de la valenciana Victoria Francés, un tipo de cómic con gran éxito entre las mujeres, según apunta Garrido.

En cuanto a los precios de las entradas a Expocómic 2012, la dirección ha decidido suprimir el aumento del IVA y mantener sus precios respecto a la anterior edición: la entrada individual para cada jornada cuesta 5 euros y el abono para el evento completo vale 12 euros.

Más beneficios para los seguidores del noveno arte que, al estar encuadrado en el tramo de IVA correspondiente a los libros, no ha sido afectado por la subida de impuestos que han sufrido algunos segmentos del sector de la cultura.