'El amor brujo' celebra su centenario en el Teatro Lara

Antonio Fuentes, gerente del Lara: 2Hablar de ‘El Amor brujo' es hablar de la historia de este teatro”

Una de las obras cumbre de Manuel de Falla (Archivo)

cultura

| 16.04.2015 - 17:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Para celebrar los 100 años del estreno de la obra El amor brujo, de Manuel de Falla (1876-1946), el Teatro Lara fue sede de una serie de actividades para rendir homenaje al compositor andaluz. El gerente del recinto, Antonio Fuentes, resaltó la importancia de este homenaje, ya que “hablar de El Amor brujo es hablar de la historia de este teatro”.

Recordó que el Teatro Lara fue construido en 1879 e inaugurado el 3 de septiembre de 1880 con la que sería su gran musa: Balbina Valverde. Desde su creación se convirtió en escenario de referencia de la vida cultural de Madrid, ofreciendo a su público tanto representaciones de género chico como comedias burguesas.

Aseguró que por el teatro desfilaron algunos de los más destacados intérpretes españoles de los siglos XIX y XX como Antonio Riquelme, Lola Membrives, Rosario Pino, Leocadia Alvba, Catalina Bárcena, Jerónima Llorente o Ricardo Zamacois. Además, se estrenaron obras como Los intereses creados, Canción de cuna o El amor brujo, de Manuel de Falla, recordó Antonio Fuentes.

EL TEATRO LARA, UNO DE LOS MÁS BELLOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Desde el punto de vista arquitectónico, el Teatro es uno de los más bonitos de la Comunidad de Madrid y sus pequeñas dimensiones, con una cabida actual de 460 espectadores, unido a una belleza singular, le hace ser conocido desde su estreno como La Bombonera de Don Cándido.

Cándido Lara, mecenas y constructor del teatro, dado su gusto por este arte, fue un carnicero que vivía en la Plaza de Antón Martín que abasteció al ejército durante las guerras carlistas.

En la década de los años 30, el Teatro Lara estuvo a punto de ser derribado por motivos económicos, pero gracias a la presión popular y a la intervención del gobierno, que lo declaró patrimonio cultural, pudo salvarse y seguir funcionando.

En el acto para conmemorar el centenario de El amor brujo estuvo presente Elena García de Paredes de Falla, sobrina nieta del compositor, quien apuntó que el tiempo suele ser el mejor juez de las creaciones, seleccionando unas pocas para que pervivan.

Entre las actividades que se tienen contempladas para celebrar El amor brujo, destaca el Festival Internacional de Música y Danza, que se llevará a cabo del 19 de junio al 10 de julio próximos, en Granada, sur de España.

LA PRIMERA OBRA QUE FALLA COMPUSO AL REGRESAR A ESPAÑA

La inmortal El amor brujo fue la primera obra que Manuel de Falla compuso a su regreso a España, tras una larga etapa parisina. Fue la cantante y bailarina Pastora Imperio quien tuvo la iniciativa de dirigirse a Falla y al dramaturgo Gregorio Martínez Sierra para solicitarles una obra a medida, en la que brillaran sus dos facetas.

El 15 de abril de 1915 se estrena en el Teatro Lara, con decorados de Néstor Marín Fernández de la Torre, dirección de José Moreno Ballesteros, dirección escénica de Martínez Sierra y el protagonismo de Pastora Imperio. Manuel de Falla es, junto a Isaac Albéniz, Enrique Granados, Joaquín Turina o Joaquín Rodrigo, uno de los músicos más importantes de la primera mitad de siglo XX español.

El Amor brujo cuenta la historia de Candela, muchacha gitana, y las complicaciones de su amor por Carmelo, ante el despecho de un antiguo amante. Manuel de Falla supo comprender el misticismo y la hondura de la Andalucía gitana a través de nuevos mimbres musicales a pesar de que, cuando la compuso, aún no conocía aquellas tierras.

Pastora Imperio es una de las grandes figuras del baile español. A la altura de 1915 la artista había trascendido ya las fronteras españolas, habiendo girado por París, Cuba, Argentina y México, aunque el estreno de "El amor brujo" es uno de los puntos culminantes de su carrera. En 1949 interpretaría de nuevo la obra para la gran pantalla.