Edward James Olmos, Premio Platino de Honor del cine Iberoamericano

cultura

| 21.07.2017 - 15:20 h
REDACCIÓN
Más sobre: cineSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

"El futuro está en nuestras manos ciento por ciento. Somos muchos y vamos a ser más. En EEUU nos tienen miedo", ha dicho un Edward James Olmos emocionado ante la inminencia de recoger su Premio Platino de Honor que le ha sido concedido en la cuarta edición de los galardones iberoamericanos del cine.

Olmos, "Eddie", como le llaman sus amigos, según informa la Agencia EFE, ha presumido de optimismo y sentido del humor. Vamos a dominar el arte, como lo hicimos en los años 30 y en los 40, y lo vamos a volver a hacer porque somos más, y nos tienen miedo", ha repetido el actor. En esa época "había 750 salas en EEUU que enseñaban nuestro trabajo; hoy son 25, a no ser que estrene Almodóvar, que va a 300 pantallas, pero eso pasa una vez cada 18 meses". "Tenemos que volver a aquello y abrir las puertas de EEUU", ha insistido.

En una rueda de prensa, que tuvo lugar en un céntrico hotel de Madrid en presencia destacados miembros de la familia del cine español, como la presidenta de la Academia española de Cine, Ivonne Blake, y varios centenares de periodistas latinoamericanos, Olmos aseguró que "le pegó fuerte" saber que era el premiado, y que lloró."He vivido 70 años, sé que me veo bien", ha bromeado para enseguida señalar que veinte de esos años los ha pasado en EEUU "defendiendo nuestro arte".

"Lo que se necesita hoy en día el cine de Latinoamérica es el reconocimiento de su arte. Y paciencia, porque en arte estamos a nivel mundial. En EEUU se gastan mucho dinero y quieren cerrar el paso del cine, quieren el uso del cine en el mundo solo para ellos, pero eso no va a pasar", ha reiterado en otro alarde de optimismo. Así que "hay que premiar nuestro arte y luego dejar ir esas películas por el mundo", ha recetado el actor, inolvidable teniente Castillo de la serie televisiva Miami Vice.

Ha lamentado de la escasez de representación latina en el cine de EEUU, que no supera "el 4% de las imágenes aún cuando somos el 58% de la población", mientras la comunidad afroamericana, un 12%, se refleja un 17% en cuota de pantalla."Necesitamos seguir contando nuestras historias porque atacan de una manera diferente, atacan al subconsciente; y necesitamos cosas como los premios Platino -gracias a Dios por crearlos-. Este es el modo de atraer la atención. Acabarán haciendo comerciales donde se diga "fulanito, ganador de un Platino", ha dicho.

"Sé que ahora nos usan en papeles menores, pero el cambio vendrá, el cambio empezará en las casas, y la gente va a vernos", ha afirmado, aún cuando ha reconocido que él es de los pocos actores que ha hecho "de todo" en Hollywood.

De hecho, repetirá en la secuela "Blade Runner 2049", en uno de sus papeles inolvidables, que estrena este otoño bajo la dirección de Dennis Villeneuve, un director "increíble", que "ha hecho algo impactante", de lo que no puede hablar en absoluto.

Olmos considera que, aunque en el cine "siempre tiene que haber espacio para el disenso", hoy apenas hay apoyo para el cine independiente y son las teles por cable, las plataformas de internet, las que "nos salvan". "Netflix, Amazon... Para mí es el futuro", ha resumido.

RECONOCIMIENTO

Adrián Solar, presidente de Fipca, ha valorado el "impresionante y productivo apoyo al cine latino" de Olmos, al que ha agradecido que, con su impulso, naciera, en 1997, la asociación de cine latino de Los Ángeles, que "abrió una ventana a la audiencia de la presencia latinoamericana".

Por su parte, el presidente de Egeda, Enrique Cerezo, ha recordado una carrera plagada de premios: un Óscar, un Emmy y dos Globos de Oro y más de un centenar de películas, y ha valorado su "respaldo incuestionable en la defensa de todo lo hispano".

Impecable pelo blanco, peinado hacia atrás, traje oscuro y camisa azul, seria, sin corbata, ha tenido también su broma para Donald Trump: "Teníamos a Obama y ahora... ahora tenemos a Trump", ha manifestado con un gesto que provocó la risa del auditorio."Él va a tener su tiempo, y va a pasar, ahora vive cosas para las que no está preparado, siempre ha hecho lo que quería pero ahora es el presidente. Todo se va a investigar y todo va a salir, no se qué será (...) la única esperanza es que todo cambia, y esto también va a cambiar. Tengan esperanza".