Eduardo Viladés se consolida como el dramaturgo de moda

Con obras como "Amada Audrey", "Verborrea húmeda" y "La corrala de Manoli"

Una obra de Eduardo Viladés (Archivo)

cultura

| 27.03.2015 - 17:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Verborrea húmeda se estrena este sábado en Valencia tras su exitoso paso por la cartelera madrileña, donde ha recibido muy buenas críticas en la sala El Apartamento y Biribó.

Es una comedia valleinclanesca con tintes almodovarianos que cuenta el viaje en tren desde Vigo a Barcelona de una religiosa y una actriz porno y prostituta. Como la mayoría de los personajes femeninos de Viladés, Maribel, la actriz porno, es pasión pura, una persona auténtica que se quiere a sí misma e intenta inculcar a los demás el respeto por uno mismo se haga lo que se haga en la vida.

Guarda reminiscencias con “Follow-me”, interpretada magistralmente por Marián Villaescusa, que da vida a una profesora de inglés liberal, y que se reestrena el 15 de abril en Café Ubik del barrio valenciano de Ruzafa.

Verborrea húmeda se estrena este sábado 28 de marzo en la Sala Canguro Verde de Valencia, un espacio referente en la capital del Turia de teatro de nueva creación, arte y cultura.

“Cristina es maravillosa y siempre está dispuesta a acoger en su sala nuevas propuestas. Estamos en deuda con ella”, afirma Eduardo. Verborrea podrá verse en tres pases a las 21, 21.45 y 22.30 h. La dirige el conocido cantante y actor granadino Julián Salguero.

El público madrileño puede estar tranquilo porque Verborrea húmeda volverá en junio durante cuatro semanas a la Sala Quoncor. Asimismo, está pendiente su adaptación en salas de Salamanca y La Coruña.

“Estamos muy contentos de la respuesta del público. Se trata de que la gente salga de la sala con buen cuerpo, riéndose de sí misma. ¿Hay algo mejor?”, asegura Viladés, que alaba el trabajo de sus actrices, Belén González y Amanda Ibáñez.

TERAPIA DE CHOQUE

Belén González, actriz fetiche de Viladés, ha arrasado en Madrid en la Sala Escondite con Amada Audrey, una comedia dulce y conmovedora, en un registro totalmente opuesto a Verborrea, que ha interpretado junto a Miguel Ángel Vercher.

Amada Audrey ha sido seleccionada en Microteatro Málaga durante el mes de abril. “Es una excelente noticia porque coincide con el Festival de Cine de Málaga y estoy seguro de que la adaptación andaluza de Audrey dará de qué hablar”.

Con Belén, Viladés prepara “Terapia de choque”, una obra de 45 minutos de duración que se estrena en Escondite en mayo y que estará dirigida por el exitoso cineasta Diego Sanchidrián. “Terapia no dejará indiferente a nadie. Es un texto brutal que une comedia con drama al que estoy seguro Diego dará la maestría que le caracteriza y Belén le hará brillar, como todo lo que hace”.

LA CORRALA DE MANOLI

El 2 de mayo se estrena en la Sala La Infinito la microzarzuela “La corrala de Manoli”, un concepto absolutamente novedoso que estará todos los sábados de mayo en la conocida sala de teatro madrileña.

Dirigida por Marta Gutiérrez-Abad, el elenco lo componen Amanda Ibáñez (Samantha en Verborrea), Llorenç Miralles y Cristina Platas. “Es un formato nuevo porque hasta ahora habíamos visto micromusicales, como los de Julián, referente en este campo, pero nunca con la zarzuela como telón de fondo”, afirma Viladés.

En Valencia, la ciudad en la que vive y su fuente de inspiración, prepara el estreno el 9 de mayo también en Canguro Verde de “Las paranoias de la Dra. Muerte”, thriller psicológico de terror dirigido por Ricardo Jordán, icono de la televisión y el cine valenciano, y protagonizada por la maravillosa actriz Silvia Rico. Completa el reparto Iván Cervera, que ya trabajó con Viladés en la exitosa “Los mundos de Juan”.

Para junio tiene dos comedias en mente en Madrid, una de larga duración y otra breve. “De momento sólo puedo decir que las risas estarán aseguradas”, corrobora con el misterio de los artistas.