Dyango: "Es duro estar 50 años dándole caña al mono"

Vuelve con nuevo disco en italiano titulado Italianisimo y un concierto en el Teatro Nuevo Apolo

cultura

| 06.03.2015 - 14:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cantante barcelonés Dyango cumple este jueves 75 años y lo celebra a lo grande, con nuevo disco en italiano titulado Italianisimo y un concierto en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid el 17 de marzo, dentro de su gira de despedida, con la que ya ha recorrido América de sur a norte.

"¿Podré vivir yo sin esto? Bueno, si no puedo haremos alguna cosita, como los toreros, que dicen que se van pero...", bromea Dyango mientras silencia su teléfono, que no para de sonar con felicitaciones desde cualquier lugar del mundo. "Pero oye, es duro estar 50 años dándole caña al mono", recalca en tono algo más serio.

Mirando hacia atrás, recuerda cómo "desde el primer momento" él iba con su "disquito debajo del brazo puerta a puerta, de ciudad en ciudad, radio por radio" intentando promocionarse a mediados de los sesenta, en busca de un éxito que le llegó primero en Argentina.

"Ahora soy uno de los cantantes más queridos por la gente en América y España. No importa que no tenga el número uno, ya todo eso pasó en la vida. Hay momentos en los que siento que no me merezco tanto y que no he hecho nada para ser tan querido, pero todo se debe a que gustó mi manera de cantar", reflexiona.

Y mientras dice estas palabras, reitera que ahora, en plena gira de despedida, suele pensar que tal vez se haya equivocado: "La estoy haciendo y pienso pero qué he hecho. Sé que me va a costar muchísimo no ir más a Estados Unidos, a Colombia, a Venezuela o Argentina. Pero la puerta me la voy a abrir yo cuando me dé la gana porque en realidad la música no la dejo".

LOS MUSICOS NO ESTAN RECONOCIDOS

En este punto, denuncia Dyango (nacido José Gómez Romero en Barcelona en 1940) que la profesión de músico "no es ni remotamente lo que era", porque "todo ha cambiado muchísimo, para bastante peor y para mal". "No puede ser que la gente joven piense que la música y las canciones son gratis", recalca con rabia.

Así, lamenta que "en el mundo hay muy buenos músicos que les ha costado infinidad de horas llegar a serlo y que ahora no tienen qué hacer", lo que le lleva a asegurar que la suya es una "profesión no reconocida para nada".

"El músico parece que sea un cero a la izquierda, y eso que es el doctor y el alimento del espíritu. Quien hace música tiene algo distinto a los demás, eso hay que reconocerlo", remacha.

Tras asegurar que a los músicos al menos les quedan los conciertos y que cantar en Madrid "siempre es emocionante", Dyango recuerda que "hasta que se cansó" tuvo las paredes de su casa repletas de Discos de Oro y de Platino. "Pero no son de oro, eh, son de purpurina. Si fueran de oro, sería otra historia", apunta entre risas.

CATALUÑA ES UN SENTIMIENTO

Dyango, que siempre se ha posicionado públicamente a favor de la independencia de Cataluña, asegura, cambiando de tema, que Cataluña "es un sentimiento".

Además, afirma sentir "mucho daño" al ver la situación actual del que fuera presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. "Es difícil llegárselo a creer, pero no quiero hablar mal de mi presidente", zanja con una inevitable sonrisa más.