Doña Sofía preside la donación de una obra de Arroyo al museo Reina Sofía

cultura

| 25.09.2012 - 16:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La reina Sofía presidió hoy la donación por parte de la Asociación de Amigos del Museo Reina Sofía del cuadro "Le jour où j'ai rencontré mon premier amour", del pintor Eduardo Arroyo, que pasa a formar parte de la colección permanente de la institución de arte contemporáneo. Doña Sofía estuvo acompañada por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, el presidente de la Asociación de Amigos del Reina Sofía, José Joaquín Ysasi-Ysasmendi; el presidente del Patronato del museo, Guillermo de la Dehesa, y por Eduardo Arroyo, que pintó la obra en 1971.

Ysasi-Ysasmendi afirmó durante el acto celebrado con motivo del XXV aniversario de la Asociación, de la que la reina Sofía es presidenta, que el mecenazgo civil es imprescindible como complemento de la acción del Estado en el fomento del mundo del arte y de la cultura. "Nuestro objetivo, a lo largo de estos 25 años, no ha sido otro que el de coadyuvar con el Patronato y la dirección del museo, en los objetivos de difundir la cultura y el arte contemporáneos", y en esta línea se enmarcan las donaciones de relevantes obras de arte como la realizada hoy.

José Ignacio Wert agradeció la generosidad de la Asociación, que es una expresión de la potencialidad que la sociedad civil puede aportar a un centro de referencia tan importante como el Reina Sofía. "En momentos especialmente tan delicados como los actuales desde el punto de vista fiscal, la participación de la sociedad civil es un estimulo y es una expresión de que el arte vive también a través de la sociedad", declaró el ministro.

Además, consideró que las administraciones públicas tienen también la obligación de facilitar que esa contribución "tenga sentido, se haga más potente y se enraíce mejor en la sociedad".

Wert recordó que la Ley de Mecenazgo, en la que trabaja el Gobierno desde su llegada, no se proyecta solo sobre el ámbito artístico sino que va a facilitar la participación de la sociedad civil en aspectos como la investigación, la universidad o el deporte. Una vez que se consiga sacar adelante la ley, con el acuerdo de todas las parte implicadas, "va a ser una realidad que hará que actos como el celebrado hoy sean más frecuentes".

El ministro dedicó también unas palabras a Eduardo Arroyo y le definió como "uno de los pintores vivos más relevantes de nuestro paisaje pictórico", que abrió las tradiciones estéticas de la pintura española a la modernidad internacional. "Su evolución es la de nuestro tiempo y, como tal, su obra es esencial en la colección del museo Reina Sofía", afirmó.

"LE JOUR OÙ J'AI RENCONTRÉ MON PREMIER AMOUR"

En febrero de 1970, en Fouquières-Les-Lens (Francia), la explosión en una mina acabó con la vida de 16 mineros sin que las causas de la tragedia fueran esclarecidas. Familiares de mineros, obreros, estudiantes, profesores, se organizaron en un movimiento de protesta para intentar buscar a los verdaderos culpables.

Un grupo de artistas se desplazó hasta la localidad para conocer y prestar su apoyo a las familias realizando 16 pinturas relacionadas con la tragedia que se exhibieron en el Salon de la Jeune Peinture de París de 1971. Entre estos artistas figuraba Eduardo Arroyo que en "Le jour où j'ai rencontré mon premier amour" retrató a la joven pareja de recién casados Antinori. El novio, Jean Pierre Antinori, era uno de los mineros víctimas de la explosión.

Uniéndose al movimiento de protesta, Arroyo realizó este retrato inspirado en la fotografía del día de la boda del matrimonio, extraída del álbum fotográfico de la viuda.