Directores de Reina Sofía y Thyssen critican la "colonización" de España por museos extranjeros

Denuncian el "encarecimiento brutal" que conlleva el IVA del 21%

Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía dice que la franquicia no es el emjor modelo para un museo

Guillermo Solana, del Thyssen, tacha de 'patético' que España haya caído en esta situación

Guillermo Solana (Thyssen) (Archivo)

cultura

| 26.05.2015 - 12:22 h
REDACCIÓN
Más sobre: MUSEOSSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

os directores de los Museos Thyssen y Reina Sofía, han criticado la "colonización" que, a su juicio, sufre España a causa de las "franquicias" de museos extranjeros como el Pompidou -con una sede en Málaga- o el Guggenheim -en Bilbao- y junto con el director del Prado han calificado de "error" el 21% de IVA a la Cultura.

Concretamente, sobre la "colonización", el director artístico del Museo Tyssen-Bornemisza, Guillermo Solana, ha tachado de "patético" que España haya caído en esta situación y se haya convertido en "país cliente" pagando además unos precios que "no se puede permitir" y "sin retorno turístico".

"Que en España que está a dos pasos de París hagamos eso, carece de sentido, sobre todo cuando los museos públicos españoles están en disposición de realizar intercambios con museos de primera magnitud", ha subrayado durante un coloquio organizado por la nueva revista Capital ARTE que ha tenido lugar este martes en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid.

En este sentido, el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ha explicado que para su museo el mejor modelo "no es la franquicia" y ha avisado de que es un problema que el objetivo último del museo no sea la educación sino el beneficio.

Mientras, el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, ha aplaudido el éxito del Museo Guggenheim de Bilbao y ha apuntado que su pinacoteca no tiene una colección lo suficientemente grande para contar con sedes.

EL "ERROR" DEL 21% DE IVA

Por otro lado, preguntados por la subida del IVA del 21%, el director del Prado ha calificado este incremento de "error", al tiempo que el director artístico del Thyssen ha denunciado la "crueldad absurda y desproporcionada" y la "insensibilidad de Hacienda". Según ha precisado, en el precio de una exposición, este IVA puede suponer un monto de 100.000 euros, un "encarecimiento brutal".

En esta línea, Solana ha criticado la "presión" que el Thyssen sufre por parte de Hacienda desde 2009 para que suba las tarifas anualmente. Según ha apuntado, al cabo de cinco años, "el público no va al museo".

No obstante, según ha añadido, la "presión" no solo la sienten en este sentido sino que también la reciben del Gobierno "para mantener unos altos niveles de autofinanciación".

En el caso del Thyssen, Solana ha explicado que existe un "fuerte mandato público" para mantener de forma permanente una exposición con 750 cuadros y el depósito de la Baronesa Thyssen -cuya renovación se ha negociado por un año más-, que conlleva un déficit de 5 millones de euros "que no cubre el número de visitantes". Por ello, pide a las instituciones mantener "un equilibrio".

Por su parte, el director del Prado ha indicado que el 70% de la financiación de su pinacoteca procede de los recursos propios que genera el museo, pero ha aclarado que tampoco quieren alcanzar el 100% de autofinanciación porque considera que tiene que haber "apoyo público".

LEY DE MECENAZGO, UNA "FATALIDAD"

Precisamente, sobre los aplazamientos de la Ley de Mecenazgo, los responsables de estos museos han coincidido en que ha sido una "fatalidad" que el Gobierno que llega con voluntad de sacar esta norma adelante lo intente en "el peor momento económico". "La gran voluntad política de este Gobierno ha chocado con una coyuntura económica muy adversa", ha matizado Zugaza.

En todo caso, ha admitido que las administraciones están "desertando un poco" en lo que se refiere a mantener el sentido público de la Cultura y ha rechazado que esta se quiera dejar en manos solo del ámbito privado.

Para el director del Reina Sofía, a veces, no se trata tanto de un problema de falta de recursos sino de reparto de dinero pues, según ha señalado, en ocasiones se disponen de dos millones de euros para una gran exposición "y luego no hay 5.000 euros para alguien que esté investigando".

Ante el nuevo escenario político tras las elecciones autonómicas y municipales, los responsables de estos museos creen que la fragmentación del mapa puede ser algo "positivo" en el futuro. Así, el director artístico del Thyssen, que tachaba de "equivocada" la política del anterior ayuntamiento de Madrid, espera que el nuevo equipo "rectifique".