Desmantelada una red que vendía dibujos falsos de Miró, Picasso y Matisse

Laminas falsificadas

cultura

| 13.01.2015 - Actualizado: 14:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha desmantelado una red de estafadores que intentaban comercializar dibujos falsificados de Miró, Picasso y Matisse en una operación llevada a cabo en Zaragoza y Tarragona en la que se ha detenido a un ciudadano español e imputado a otras dos personas, informa este Cuerpo.

Los agentes han intervenido nueve pinturas falsificadas, en concreto, seis de Miró, dos de Matisse y una de Picasso, que pretendían vender a coleccionistas y galeristas de arte por cientos de miles de euros. Al detenido y a los imputados en esta operación, denominada Mirones, se les atribuye delitos de estafa y contra la propiedad intelectual.

Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de julio cuando en un control rutinario efectuado por la Guardia Civil del puesto fronterizo de Farga de Moles (Lleida) los agentes identificaron a un ciudadano español residente en Andorra que trasladaba en su vehículo varios dibujos, algunos firmados por Joan Miró, y manuscritos que trataban de acreditar su autenticidad.

El Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil inició una investigación para determinar la procedencia y autenticidad de las pinturas para lo que solicitó los correspondientes informes a expertos en la obra de los artistas, que confirmaron que se trataba de falsificaciones.

Los agentes establecieron a continuación un dispositivo de control y vigilancia de esta persona y comprobaron que se desplazaba con frecuencia desde Andorra a Zaragoza, donde mantenía reuniones con galeristas de arte y coleccionistas a los que pretendía vender las obras como si fueran auténticas.

Durante el tiempo al que fue sometido a vigilancia se observó que durante los desplazamientos que realizaba entre España y Andorra depositaba las pinturas en un despacho de un abogado de Tarragona con el que tenía vínculo familiar para no correr el riesgo de que le fueran intervenidas por la Guardia Civil al intentar salir de España.

Una vez recabada y elaborada toda la información se procedió a su detención y a la imputación de otras dos personas, entre ellas un galerista de arte de Zaragoza que presuntamente colaboraba como intermediario en la venta de las falsificaciones. Además de las pinturas falsificadas la Guardia Civil ha intervenido un certificado falso de una pintura de Picasso.

Las investigaciones frustraron la venta de dos litografías de Miró como si fueran obras originales, que representan el anverso y el reverso de un medallón elaborado con motivo del centenario de Pablo Picasso.