Castellucci propone una lectura femenina del Éxodo en la obra "Go Down Moses"

Presentación de "Go Down Moses"

cultura

| 13.10.2016 - 19:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tras la polémica que rodeó su reciente estreno en el Teatro Real de "Moisés y Aarón", con toro en el escenario incluido, el director de escena italiano Romeo Castellucci vuelve a Madrid con "Go Down Moses", una lectura femenina del libro del Éxodo que plantea la necesidad de un profeta contemporáneo.

La obra se estrena esta noche en los Teatros del Canal, donde permanecerá tres días, y es la pieza inaugural de la 34 edición del Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, que dirige por primera vez Carlos Aladro, hasta ahora director adjunto de La Abadía.

Castellucci ha explicado hoy en rueda de prensa que esta vez la figura de Moisés es sólo evocada, pero no está representada y ha hecho hincapié en el tratamiento que recibe el tema bíblico de la travesía por el desierto, camino hacia la tierra prometida.

"Aquí se trata de un desierto contemporáneo que es la sociedad de la información, con un permanente ruido de fondo que desorienta, y una falta de perspectiva y de escucha que hacen que nos sintamos perdidos", ha señalado.

La figura central del espectáculo es la madre. En oposición a la perspectiva patriarcal del Antiguo Testamento, donde Moisés representa la figura del padre que guía al pueblo hacia su liberación, Castellucci subraya el vínculo femenino entre la madre y el cuerpo.

La idea partió de la lectura de un artículo en un periódico sobre una madre que había abandonado a su bebé en un baño público. Castellucci vio un vínculo entre esa criatura y el "abandono" del pueblo que necesita un guía y a su vez con el hecho de que el propio Moisés fue dejado a su suerte de niño en una cesta en el Nilo.

La puesta en escena juega con diferentes planos temporales, según ha explicado el director, y visualmente apuesta por los contrastes "entre la banalidad y una imagen más visionaria".

"Algo así como romper un cristal y pasar a otra dimensión", ha señalado. El folleto de la obra advierte de que contiene ruidos fuertes y recomienda el uso de tapones para los oídos y recuerda que se trata de un espectáculo para adultos con lenguaje explícito y escenas de desnudos.

"El teatro debe ser radical y apuntar lo más profundo posible, si no es mera ilustración, decoración o consuelo, y el teatro no puede consolar a nadie", ha afirmado Castellucci.

Con todo, dice que no se considera un creador de vanguardia sino que su trabajo y sus referencias son principalmente clásicos.

Aladro, que toma el relevo en el Festival de Otoño al argentino Ariel Goldenberg, cuyo mandato duró 15 años, ha dicho que su planteamiento es de "continuidad" en el sentido de traer a Madrid a los grandes creadores internacionales, al tiempo que aportará "una mirada diferente" y apostará por talentos emergentes.

La semana que viene se presentará un recital de Lorca protagonizado por la actriz Irene Escolar y le seguirán la compañía belga FC Bergman, David Espinosa, Boris Charmatz y Rafael Spergelburd, entre otros.