Bruno Mars gana el Grammy como mejor álbum del año, con "24K Magic"

cultura

| 29.01.2018 - Actualizado: 15:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

"24K Magic" de Bruno Mars ganó hoy el Grammy como mejor álbum del año en la 60 edición de los premios, celebrada esta noche en Nueva York. Esta categoría es una de las tres más importantes de los Grammy, junto con la de mejor canción, que se llevó el tema interpretado por Bruno Mars "That's What I Like", y mejor la grabación, también para Mars, pero con la canción "24K Magic".

Para conseguir el galardón de mejor álbum competían cinco candidatos, pero Mars desplazó a Childish Gambino, con "Awaken, My Love"; Jay-Z, con "4:44"; Kendrick Lamar, con "DAMN.", y la neozelandesa Lorde, con "Melodrama".

Fue la tercera ocasión consecutiva que Mars subía al escenario para recibir el galardón, el último, el más importante de la noche, y que fue anunciado por dos integrantes de U2. En sus palabras frente al público, en el acto final de la gala, el artista agradeció al resto de los nominados porque, dijo, "son los responsables de que en el estudio me esté tirando de los pelos" por la alta calidad de su música.

"Gracias por bendecir al mundo con vuestra música", agregó.

Bruno Mars, de 32 años, nacido y criado en Honolulu (Hawai), recordó que ya a los 15 años se presentó en un show en Hawai llamado "Polinesia Mágica" donde cantó una serie de temas que inspiraron el álbum que hoy se llevó el máximo galardón de la noche. "Era increíble a los 15 años", recordó hoy, lo que generó risas entre el público.

Para el álbum ganador de la velada, Bruno Mars dijo que utilizó canciones que "fueron escritas con ninguna otra cosa distinta de la alegría, y por una sola razón, el amor".

El anuncio del premiado fue hecho durante la gala de los Grammy convocada esta noche en el Madison Square Garden de Nueva York, ciudad a la que llegó este año la ceremonia después de quince años de ausencia, coincidiendo con el 60 aniversario.