Bon Jovi hace vibrar el Calderón con su concierto más espectacular

Exhibición de músculo y corazón en el concierto más mediático de su gira

cultura

| 28.06.2013 - 07:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un "gesto de amor" de Bon Jovi por sus fans españoles ha hecho posible que la banda ofreciera este jueves sin cobrar y ante 50.000 personas tres horas de rock, músculo escénico y sentimentalismo. Sin duda, para muchos, será de los más recordados y espectaculares de sus últimos años.

Lo que nadie puede objetar es un despliegue de medios impresionante y un repertorio trufado de temas de todas sus épocas, concebidos aparentemente para reivindicar su posición en la música y, como reza el título de la gira, porque pueden ("Because we can").

Y han llegado con todo, a saber: 1,8 millones de vatios de potencia y 115 camiones para transportar toda la infraestructura, entre ella, el enorme escenario de 34 metros de ancho que representa el frontal de un Buick Electra 225 de 1959, para algunos "un tanto hortera".

Entre el público, como bien corresponde a una de las bandas más discutidas y a la vez más amadas del rock, gente de todo pelaje, la que cabe en esa infinita línea que separa a un "heavy" de un pijo, con mucha niña mona, otras no tan niñas, y hasta una hermanísima real.

MÁXIMA EXPECTACIÓN

Probablemente sea el recital de Bon Jovi que más expectación ha despertado en los últimos años, incluso fuera de España, después de anunciar que tocarían gratis y que, gracias a eso, el país no se quedaría fuera del tour, con entradas a un precio máximo que no superó los 40 euros.

¿Resultado? Todas las entradas agotadas en un estadio Vicente Calderón a rebosar, un día después de que los de Nueva Jersey actuaran en Lisboa, con entradas que llegaron a los 295 euros.

"Buenas tardes, mi familia especial. Os doy las gracias por vuestro apoyo durante todos estos años. Estamos con vosotros y vosotros estáis con nosotros", ha dicho Jon Bon Jovi en sus primeras palabras a una audiencia que le ha respondido con un mosaico de colores en el que podía leerse eso mismo: "Gracias". El público enfervorizado recibió a sus ídolos de New Jersey con una marea de cartulinas rojas y amarillas en señal de gratitud.

Para darle más empaque mediático a la cita, faltaba Richie Sambora, que dejó la gira hace semanas por "motivos personales", una abstracta argumentación que sus compañeros no han querido concretar hoy más. A pesar del vacío que dejaba la ausencia de Sambora, el guitarrista Phill X (ex de Alice Cooper) fue ganando en fuerza, potencia y confianza hacia el ecuador del concierto.

Sea como fuere, los que han venido han llegado con un aura de héroes, lo que explica la cazadora a lo Capitán América de Bon Jovi. El ídolo de New Jersey ha acabado la cita con la no menos orgullosa camiseta de la selección española de fútbol, clasificada para la final de la Copa Confederaciones.

VARIADO REPERTORIO

La exhibición de músculo escénico comenzaba con una alfombra roja más propia de un gran estreno de cine, para captar las explicaciones de los integrantes del grupo en su trato de favor a España.

"Los españoles cantan más fuerte que los fans de cualquier otro lugar", destacaba el batería Tico Torres, que quitaba importancia al dinero que han dejado de percibir. "Nosotros les debemos muchas cosas a los españoles y ahora tocaba ayudarles a ellos", ha añadido.

Tampoco han escatimado en un repertorio que, lejos de abundar en su último disco, "What about now" (2013), se ha recreado en toda su carrera, desde aquel "Bon Jovi" con el que debutaran en 1984.

Así, tras interpretar uno de los nuevos, "That's what the water made me", enseguida han soltado "You give love (a bad name)", "Runaway" e "It's my life", tres de sus clásicos más importantes.

Tras resolver algunos problemas con el sonido que desvirtuaron parte de ese primer tercio del concierto, Bon Jovi despegaron a partir de los acordes de Keep The Faith. Un trallazo coronado por un chisporroteante duelo de guitarras final.

Sin embargo, Bon Jovi no consiguió que el público se acordase de la letra de Because We Can, su último éxito en las radiofórmulas. Hasta cuatro temas sonaron de su último lanzamiento, What About Now.

Las lentas han concentrado gran parte del favor del público. Con "(You want to) male a memory" y "Bed of roses" se ha escapado un suspiro general ante las sonrisas cómplices del guapo Jon Bon Jovi, que se ha mantenido incombustible toda la velada, igual que Tico Torres, a porrazo limpio con las baquetas.

Poderosas tonadas que convirtieron la noche del Calderón en un mar de linternas de iphones, apropiados sustitutos de los mecheros que tantas yemas nos quemaron en los 80 coreando las desgarradoras historias de amor con guitarras acústicas y sombreros de cowboys.

Tras una zona media algo monótona, con temas como "Who says you can't go home" y "I'll sleep when I'm dead", el final ha vuelto a ser de altura a partir del potente y coreado estribillo heavy pop de "Bad medicine".

Lo mejor del concierto fueron los bises a cargo de la brillante Wanted Dead Or Alive, el efectivo Have A Nice Day y la explosión de adrenalina de Livin’ On A Prayer (que arrancó con una interpretación acústica y explotó con las guitarras y los coros de un público completamente entregado).

El grupo ha tenido un último detalle, regalando "These days" y el "Always" que negaron el día anterior a los lisboetas.

Dos baladas de altura que pusieron el broche final a un concierto inmenso de dos horas y media que dejó en lo más alto el pabellón de los ídolos de Bon Jovi.

BON JOVI Y ESPAÑA

España siempre ha sido territorio abonado para la banda. Un afecto sellado desde los tiempos de Slippery When Wet y New Jersey. Entonces no había rincón del planeta que no se rindiera a los pies del combo multiplatino (y no sólo por sus ventas, también por sus cardados).

Varias veces estuvieron en España haciendo vibrar al público con los himnos Runaway, You Give Love A Bad Name, Bad Medicine o Born To Be My Baby. Todas sonaron con fuerza en la noche del Calderón demostrando que el público (jóvenes, mayoritaria presencia femenina y maduritos) siguen añorando sus clásicos de siempre.

Con la entrada en los 90, el grupo perdía parte del favor de la audiencia norteamericana cuando se alejaron del heavy y se acercaron a Springsteen.

Un renovado corte de pelo para afianzar su imagen de sex symbol y el brillante Keep The Faith, más orientado hacia el público femenino, elevaron el caché de la estrella. Llegaron a vender más de 12 millones de ejemplares.

Convertido en príncipe de los baladones con In These Arms y, sobre todo, Bed Of Roses (en castellano, Cama de Rosas), Bon Jovi no ha parado de arrasar en el número uno de superventas en España con cada lanzamiento. Tras mantener el éxito con un recopilatorio, Crossroads, llegó un These Days repleto de lentas y medios tiempos de enorme calidad.

DE CRUSH A BECAUSE WE CAN

Los de New Jersey encararon la madurez con una actualización de su sonido. El renovado Crush les dio seis discos de platino gracias a la enorme repercusión del sencillo "It's My Life", número 1 en las listas de siete países. A destacar, "Thank You For Loving Me", otra de sus mejores baladas.

Con Have A Nice Day mantuvieron el tipo vendiendo más de 3 millones de copias a nivel mundial, por la fuerza del himno que daba título al disco.

Aunque sus últimos álbumes son correctos y contienen algunas joyitas, están muy alejados de la brillantez de los anteriores.

A destacar el viraje country de Lost Highway. A pesar de su mediocridad, la gira del The Circle fue la más exitosa de 2010 a nivel mundial.

Con Because We Can han vuelto a entrar directos al número uno en ventas en Estados Unidos, pero sus ventas declinaron y apenas han vendido 700.000 copias en todo el mundo. Muy lejos de las cifras de los 80, 90 y principios de 2000.

En la era digital, las giras son la mejor baza para mantener el estatus de superestrellas del rock de estadio. Y Bon Jovi siguen acumulando méritos para encabezar ese codiciado ranking. Hasta la actualidad la banda ha vendido más de 130 millones de discos.

Setlist del Vicente Calderón

1. That’s what the water made me (de What about now?)

2. You give love a bad name (de Slippery when wet)

3. Raise your hands (de Slippery when wet)

4. Runaway (de Bon Jovi)

5. Lost highway (de Lost highway)

6. Born to be my baby (de New Jersey)

7. It’s my life (de Crush)

8. Because we can (de What about now?)

9. What about now? (de What about now?)

10. We got it goin’ on (de Lost highway)

11. Keep the faith (de Keep the faith)

12. You want to make a memory (de Lost Highway)

13. Bed of roses (de Keep the faith)

14. In these arms (de Keep the faith)

15. Captain Crash and the Beauty Queen from Mars (de Crush)

16. We weren’t born to follow (de The circle)

17. Who says you can’t go home (de Have a nice day)

18. Rocking all over the world (cover del tema de John Fogerty)

19. I’ll sleep when I’m dead (de Keep the faith)

20. Bad medicine (de New Jersey)

_ _ _

21. Love’s the only rule (de The circle)

22. Wanted dead or alive (de Slippery when wet)

23. What’s left of me (de What about now?)

24. Have a nice day (de Have a nice day)

25. Livin’ on a prayer (de Slippery when wet)

_ _ _

26. Always (de These days)

27. These days (de These days)