Barenboim celebra sus 70 años al piano y con un nuevo proyecto formativo

cultura

| 15.11.2012 - 09:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El músico Daniel Barenboim celebra hoy su 70 cumpleaños, y lo hace al piano en la Filarmónica de Berlín, acompañado por la Staatskapelle, la orquesta de la ópera estatal, y dirigido por su amigo Zubin Mehta.Los ingresos de este concierto benéfico, en el que todos los músicos renuncian a sus honorarios, serán destinados al parvulario musical fundado en 2005 en la capital alemana a iniciativa del propio pianista y director de orquesta argentino nacido en una familia judía de origen ruso, naturalizado israelí y español.

El programa incluye dos conciertos para piano de música del siglo XIX, el Número 3 de Beethoven y el Número 1 de Chaikovski, además del estreno alemán de "Dialogues II", una obra compuesta recientemente por el estadounidense Elliott Carter, fallecido este mismo mes, y dedicada a Barenboim con motivo de su cumpleaños.Grandes amigos del maestro que han acompañado al músico a lo largo de su dilatada carrera se han unido a las celebraciones con diversos conciertos para piano y orquesta, en los que Barenboim ha ejercido como solista.

Así, el pasado 25 de octubre, el director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel dirigió a Barenboim y a la Filarmónica de La Scala en los Conciertos Número 1 de Brahms y de Bartók y en el estreno mundial de la composición de Carter.

Cinco días más tarde, Barenboim regresó a La Scala de Milan con la filarmónica del teatro italiano y la Orquesta Mozart de Bolonia, con el italiano Claudio Abbado a la batuta, para interpretar el Concierto Número 1 de Chopin y la Sexta Sinfonía de Mahler.

La Scala acogió asimismo el 7 de noviembre los Conciertos Número 3 y Número 1 de Chaikóvski, con Barenboim como solista y Daniel Harding al frente de la orquesta.El director británico condujo al músico argentino-israelí en otros dos conciertos en la Konzerthaus de la capital austríaca, los días 10 y 11 de noviembre, en los que interpretó junto a la Filarmónica de Viena los Conciertos Número 1 de Chopin y Chaikovski. Uno de los mejores regalos que podía recibir Barenboim por su 70 cumpleaños son, sin duda, los 20 millones de euros que el Gobierno alemán aprobó conceder recientemente a su academia para músicos de Oriente Próximo, inspirado en su orquesta West-Eeastern Divan, que comenzará a funcionar previsiblemente a mediados de 2015.

"¿Cómo lo logra siempre Barenboim, él, cuyo verdadero megaproyecto, la reforma integral de la Staatsoper está todavía en curso, él, que en su día consiguió para los músicos de su Staatskapelle (la orquesta de la ópera estatal) un aumento de sueldo fuera del convenio?", se pregunta el rotativo alemán "Die Welt".

Según Michael Naumann, director de la academia fundada el pasado 31 de julio y que conoce a Barenboim de cuando ocupaba el cargo de secretario de Estado de Cultura alemán, el músico "convence a los que deciden no por su carisma, sino por su maestría".

También el alcalde-gobernador de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, se mostró "muy contento", según palabras del propio músico, de poder ceder a la academia de la West-Eastern Divan Orchestra el antiguo almacén escénico de la Staatsoper Unter den Linden, teatro del que Barenboim es director artístico.

"Pero lamentablemente de momento sólo por 99 años. Pero ya le dije que entonces tendré que volver a negociar con su sucesor", bromeó el pianista y director de orquesta durante una visita el pasado martes a las obras.

La academia, que costará 28,5 millones de euros, llevará los nombres de Barenboim y el teórico literario palestino Edward Said (1935-2003), con quien el músico fundó en 1999 la West-Eastern Divan Orchestra, integrada por jóvenes intérpretes árabes e israelíes.

El centro, en el que recibirán formación hasta 60 músicos becados en diversas disciplinas que van desde la música hasta la filosofía, contará en torno a un atrio con una sala de conciertos con un aforo de hasta 800 espectadores y aulas y espacio de ensayo.

Mientras, el parvulario musical de Barenboim, que en su primer año de funcionamiento contaba con 20 niños inscritos y desde su traslado a finales de 2006 a las proximidades de la ópera estatal Unter den Linden educa en y a través de la música a alrededor de 60, se trasladará ahora al ático de la academia. EFE