Barei: "Eurovisión está entre las tres noches más increíbles de mi vida"

Barei

cultura

| 29.04.2017 - 20:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

"Un día" tardó Barei en ponerse en pie tras el batacazo figurado y literal que representó su puesto 22 de 26 en Eurovisión 2016, pero la artista madrileña, una desconocida para el gran público hace solo año y medio, lo tiene claro: "Eurovisión está entre las tres noches más increíbles de mi vida", asegura.

"Despues de llorar lo que no había llorado en mi vida, llegué al aeropuerto y empezar a recibir felicitaciones. Pensé que eso era el éxito: todo ese camino, que a la gente le gustara y que se valorase el esfuerzo", dice Bárbara Reyzábal (Madrid, 1982) a Efe a poco más de un mes de la próxima edición del concurso europeo de la canción.

De su paso por Estocolmo le quedan, para empezar, 11 millones de reproducciones en Spotify del que fuera su tema candidato, "Say Yay", así como "más atención mediática" que le permite presentar ahora otro sencillo, "I don't need to be you", en el que denuncia la lacra del acoso escolar.

"A lo largo del último año lo he tenido muy presente por conversaciones con 'eurofans' y por las noticias. Antes no había tantas herramientas tecnológicas para hacer daño y cuando salías del colegio, el 'bullying' se quedaba allí, pero ahora lo siguen sufriendo en casa", lamenta.

Barei empatiza especialmente con la situación porque vivió el acoso de una compañera de clase cuando tenía 8 años. "Ella lo estaba pasando mal por su situación familiar, proyectaba su rabia sobre mí, que había perdido a mi padre con un año de edad, y me decía cosas como: 'Se fue porque, ¿quién va a querer estar contigo?'", recuerda.

Por eso su "I don't need to be you" es una canción "alentadora" que lleva su "marca personal de superación" y está pensada además como "una reflexión" para quienes provocan el acoso "a cualquier edad y momento".

En su videoclip colaboró con Kidz On The Block, un grupo de 20 niños mallorquines que se clasificaron el año pasado para el campeonato World of Dance en EE.UU. tras ganar el concurso europeo. Algunos de sus miembros, por cierto, también habían sufrido intimidaciones por el mero hecho de bailar.

Barei no deja de trabajar. Además de haber compuesto el nuevo sencillo de Soraya y de haber propuesto un tema a Dani Fernández, de Auryn, prepara en estos momentos su nuevo disco, del que "I don't need to be you" es una buena pauta de cómo sonará, indica.

Antes de su salida al mercado, el próximo 13 de mayo tendrá lugar la final de Eurovisión 2017, esta vez con el joven Manel Navarro como candidato español con la canción "Do it for your lover".

"Me parece muy pegadiza y diferente a lo que hemos presentado otros años y además la canta un chico después de varios años de que vayan solo mujeres", destaca Barei, que reconoce no haber prestado mucha atención al resto de participantes, con la excepción del sueco Robin Bengtsson, que reproduce su ya célebre paso de baile.

Fijándose en el país escandinavo, encuentra que estaría bien que en España se hiciese "algo parecido" a su sistema de preselección, el apabullante "Melodifestivalen", y que se forjara un conjunto de reglas estables para no confundir a la audiencia y evitar polémicas como la de la gala en la que fue escogido su sucesor.

Respecto a las críticas vertidas contra los responsables de RTVE por su gestión del festival, Barei también lo tiene claro: "No todos en TVE miman Eurovisión. Hay gente que pone más cariño y quienes tienen más necesidad de control que de hacer las cosas bien, que confunden papeles sobre quién debe estar en el equipo creativo", asevera.

Sin "echar balones fuera", porque ella era la candidata, hace un rápido análisis de qué pudo influir en su posición final. "Eurovisión es muy visual y lo único con lo que no estuve contenta fue con la escenografía, porque cuando llegamos a Estocolmo no se había materializado nada de lo que habíamos pedido y no había tiempo para reaccionar", apunta.