Balagueró estrena 'Musa' donde la poesía es compatible con el miedo

Este largometraje de terror da un protagonismo casi exclusivo a los papeles femeninos en los que destaca Leonor Watling

cultura

| 06.11.2017 - 17:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El concepto de las musas que inspiran a los creadores es positivo y reconfortante. Sin embargo, hay musas que provocan lo contrario. y de eso se ha encargado Jaume Balagueró en su nueva película. Una fantasía de intriga con unos personajes femeninos realmente poco inspiradores.

Mañana soleada para olvidar la bruma y la lluvia de un rodaje internacional en tierras irlandesas y belgas. Samuel Solomon es un profesor universitario que se sumerge en una oscura trama tras despertar de un sueño premonitorio. Con citas de famosos autores, Balagueró nos alerta de que la poesía es compatible con el miedo.

En la película las musas acuden a los creadores pero no precisamente para facilitarles el trabajo. Pero no esperen dar brincos del susto, ni sudores fríos. Para obsesos de las etiquetas diremos que es una intriga sobrenatural a cargo de unas damas muy, muy enfadadas.

En su largometraje de terror en el que el uso de las palabras y el poder de la poesía juegan un papel muy importante. "Los grandes eventos de la historia se han producido por la palabra. La poesía es destructiva, pero puede hacer cosas increíbles", asegura. Basada en la novela gótica "La dama número trece", de José Carlos Somoza, "Musa" cuenta la historia de un profesor de literatura que vive una intensa historia de amor con una alumna; cuando ella se suicida, él comienza a tener unos sueños reiterativos donde ve cómo una mujer es asesinada en una especie de rito; son sueños premonitorios que otra mujer también tiene.

"Me impactó cómo la novela reconvertía la figura mitológica de esos seres positivos que son las musas en algo maligno. Era inesperado y chocante", señala Balagueró.

Como en sus otras películas, "Musa" da un protagonismo casi exclusivo a los papeles femeninos. La trama, explica, se mueve alrededor de "siete damas y cómo ellas van desvelando quién es quién partiendo del thriller. Es una historia relacionada con el ocultismo que va deviniendo en poesía", apunta.

WATLING, UNA DE LAS 'MUSAS'

"Es maravillosa la idea de convertirlas en brujas; convertir a esa especie de virgen pasiva que es llamada por los escritores y yacen para que las pinten....", se ríe Leonor Watling, una de las "musas", protagonista de la cinta.

"Me encanta que sean manipuladoras, genias totales. Y que la poesía fuera el arma más poderosa para destruir, algo que hoy nos parece un lujo, un capricho, como es la cultura. Y de repente se convierte en el motor que ha movido el mundo", afirma la actriz.

Watling, que no frecuenta mucho el género, cree que estamos en "un momento muy susceptible" donde el público "no lleva bien hablar directamente de las cosas". Por eso, ve "más cómoda la metáfora. La gente no quiere una película que le hable de frente, funciona mucho mejor el humor, el terror, los zombies".

Aún así, el director añade que "todos los productos culturales con los que nos encontramos hoy juegan con la poesía, desde la tele a los videojuegos, porque la poesía tiene un matiz atávico. Todos podemos llegar a emocionarnos con la poesía, incluso los que menos cultura poética tengan", señala.