Arranca la edición madrileña del San Miguel Primavera Club

Antònia Font lleva a Barcelona y Madrid el experimento sonoro de 'Vostè és aquí'

Este viernes tocan Deerhoof, Swans, The Vaccines, Ariel Pink's Haunted Graffiti, Antònia Font, Toy, Sir Richard Bishop y Bremen

La edición madrileña se celebra este fin de semana en el Matadero con 'Los Planetas' como estrella del cartel

Antonia Font (Antonia Font)

cultura

| 07.12.2012 - 14:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La edición madrileña del festival San Miguel Primavera Club 2012 tendrá lugar hoy viernes y mañana sábado en el Matadero con 'Los Planetas' como estrella del cartel.

Así, hoy tocará Deerhoof, Swans, The Vaccines, Mark Lanegan Band, Ariel Pink's Haunted Graffiti, Antònia Font, Toy, Sir Richard Bishop y Bremen.

Mientras que mañana sábado será el turno para Redd Kross, Cats On Fire, Little Wings, Tuya y La Alineación de los Planetas con Los Planetas, Los Punsetes, Klaus & Kinski y Airbag.

LIMITACIÓN DEL AFORO EN UNA DE SUS SALAS

En un comunicado, la organización del evento explica que por motivos de seguridad se ha reducido el aforo de la Nave de Terneras, una de las salas del festival y que depende de la Junta Municipal de Distrito de Arganzuela, a 100 personas.

El resto de conciertos previstos en la Nave 16 y Nave de Música, dentro de Matadero Madrid (Ariel Pink, Mark Lanegan, The Vaccines, The Swans, Sir Richard Bishop, Toy, Ai rbag, Klaus & Kinski, Los Planetas, Los Punsetes), se celebrarán con el aforo previsto.

Ya que el nuevo aforo afecta únicamente a una de las salas, la organización del Primavera Club ha decidido mantener el programa sin alterar los horarios, respetando el aforo de la Nave de Terneras, y ofrecer la posibilidad de devolución de la entrada o abono.

ANTONIA FONT LLEVA A BARCELONA Y MADRID UN EXPERIMENTO SONORO

Antònia Font llevará este viernes y sábado su nuevo disco 'Vostè és aquí', un experimento sonoro con 40 canciones que apenas alcanzan los dos minutos, al festival Primavera Club de Madrid y a su sede en Barcelona, respectivamente.

El grupo llega con ganas de actuar en Madrid, donde siempre ha tenido "muy buena percepción", porque la banda funciona y el público cada vez es más grande, según ha destacado el cantante de la banda, Pau Debon, en declaraciones a Europa Press.

Por desgracia, ellos son una de las bandas que verán limitado el aforo a 100 personas en el concierto que ofrecerán en Madrid, algo que les recuerda, irremediablemente, a las actuaciones en las que participaban hace diez años, según bromea el cantante del grupo.

Todos sus discos han sido grabados en catalán, y para ellos el idioma nunca ha supuesto una barrera, ya que sus conciertos siempre han funcionado, ya sea Madrid, Sevilla o Barcelona, algo que "demuestra que la música está por encima".

"El idioma es una herramienta comunicación y es lo más normal del mundo que usemos la lengua con la que hablamos habitualmente", ha sostenido Debon.

MUNDOS IRREALES

Las letras de Antònia Font sitúan a la banda en un universo casi paralelo al del resto de músicos contemporáneos: "Parece que solo existe el amor, pero hay muchas maneras de hablar de él".

En sus textos el grupo hace "un ejercicio de representación de la realidad" que viven, ha explicado el cantante del grupo.

"Lo mezclamos con la imaginación y pensamos en mundos irreales donde podría caber gente normal", ha comentado el cantante, señalando que el responsable de la mayoría de estos ambientes es el guitarrista, Joan Miquel Oliver, apasionado de Julio Cortázar.

Este nuevo disco surgió con la intención de experimentar con canciones cortas para ver "qué pasaba", ya que hay cosas que es imposible hacer en un formato largo de canción, en palabras de Debon.

Por ello, para 'Vostè és aquí' ('Usted está aquí') han trabajado "tanto o más" que en discos anteriores, según ha destacado el cantante del grupo.

El resultado no es, según ha dicho, un álbum raro, sino que solo necesita un poco más de esfuerzo y escuchas, aunque el riesgo reside en el momento en el que hay que trasladarlo al directo, por lo que han tenido que adaptar las canciones e intentar fusionar --"Si no habría más aplausos que música"--.