ARCOmadrid 2012 arranca con 215 galerías de 29 países y obras de 3.000 artistas

Una obra de Francis Bacon alcanza los 11 millones de euros, la más cara de esta edición

Carlos Urroz, director de ARCO: "El arte contemporáneo es un derecho y no un lujo"

cultura

| 15.02.2012 - 13:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Hoy arranca Arco: la feria internacional de arte. Las 215 galerías procedentes de 29 países podrán ser visitadas por el público hasta el próximo domingo. En esta edición, Arco tiene como invitado de honor a los Países Bajos. Uno de los protagonistas será Francis Bacon. Una de sus obras estará a la venta por 15 millones de dólares.

La presencia de casi 300 coleccionistas internacionales invitados por ARCO es una de las apuestas más importantes de la feria internacional de arte contemporáneo, cuya edición número 31 ha abierto sus puertas hoy en Madrid a profesionales y coleccionistas.

Poco a poco, en los expositores de las 215 galerías de 29 países participantes han ido apareciendo los puntos que señalan las obras vendidas o reservadas, como es el caso de "Collage de la fusta", de Antoni Tàpies, que ofertaba la pinacoteca Soledad Lorenzo.

Tàpies, recientemente fallecido, es uno de los artistas más presentes en la feria, y no solo por sus obras exhibidas, sino por encontrarse en la mente de todos los profesionales del arte.

Un vídeo realizado sobre el artista en colaboración con RTVE se proyecta en un homenaje que se rendirá también a través de un gran muro de mensajes situado en el Pabellón 10 de Ifema. Galeristas, expertos, artistas y visitantes podrán dejar mensajes que se entregarán a la familia del artista al finalizar la feria el domingo.

Además de en la galería Soledad Lorenzo, las obras del creador catalán se pueden contemplar en la francesa Lelong, que expone "Principiel" (1989), valorada en 700.000 euros, y en la del hijo del artista, Toni Tàpies, que muestra entre otras "Mans i fletxa", uno de los últimos trabajos del maestro del informalismo español, con un precio de 271.000 euros.

FRANCO EN UNA NEVERA

Como estaba previsto, la obra "Always Franco", en la que Eugenio Merino ha metido una escultura de Franco en una nevera de refrescos, ha despertado la atención de numerosos curiosos. Valuada en 30.000 euros, ya han sido varios los que se han interesado por la pieza, que, según una portavoz de la galería ADN, donde se exhibe, está prácticamente vendida.

Otra de las creaciones que ha generado interés ha sido "Carroña", del bilbaíno Javier Pérez en la galería Carles Taché, formada por una gran lámpara de cristal de un rojo muy vivo, rota, tirada en el suelo y picoteada por diez cuervos disecados.

También la pieza de Kimberly Clark que se muestra en Luis Adelantado: una instalación en la que una mujer trata de saltar una reja mientras le tira del pelo a otra que está arrodillada.

Frente a piezas como estas, la tónica general de la feria es de escaso riesgo y de apuestas más seguras y de calidad en un momento de crisis en el que, no obstante, el arte contemporáneo es de las disciplinas menos perjudicadas.

En el recorrido por los diferentes expositores se puede contemplar que ha bajado la presencia de esculturas y ha subido la de obra sobre papel, de precio más asequible, mientras otras galerías muestran sus piezas más habituales, como es el caso de Álvaro Alcázar.

"Hemos traído obras nuevas de nuestros artistas habituales en ARCO como Rafael Canogar, Antón Lamazares, Eduardo Arroyo, Carlos Aires y, por primera vez en España, mostramos un trabajo de Juan Garaizabal, artista que apuesta por la reconstrucción de edificios. La pieza que exhibimos es una reconstrucción de una puerta de una iglesia de Berlín", ha comentado Álvaro Alcázar. Según este galerista, uno de los clásicos de ARCO, el trabajo de Carlos Urroz, director de la feria, "es muy bueno y en él destaca el programa de los coleccionistas". Álvaro Alcázar apuesta por los gemelos Mike y Doug Starn, de los que exhibe una pieza formada por cuatro obras nunca expuestas hasta ahora.

ARCO tiene este año a los Países Bajos como invitado de honor. El comisario de este programa, Xander Karskens, ha explicado que trata de mostrar cómo se encuentra el arte contemporáneo de Holanda, "caracterizado por su internacionalización y por el gran apoyo institucional que recibe".

Para ello ha seleccionado galerías consagradas, surgidas en los años ochenta, junto a otras creadas a partir de 2000.