Ana Belén, Goya de Honor 2017

La actriz defiende a Trueba por el boicot a 'La Reina de España'

cultura

| 17.01.2017 - 15:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La actriz Ana Belén, Goya de Honor 2017, ha reconocido este martes 17 de enero que no se encuentra "en la misma situación" que la actriz Meryl Streep, quien en los recientes Globos de Oro criticó al presidente estadounidense electo, Donald Trump, si bien sí ha alertado que "no hay que rasgarse las vestiduras" por un discurso combativo.

Preguntada sobre el contenido de su discurso cuando salga a recibir el galardón en la gala del cine español que tendrá lugar el próximo mes de febrero, Ana Belén no ha querido adelantar nada del texto, aunque sí se ha diferenciado de su compañera norteamericana.

"No estoy en la misma situación, ella estaba en un momento concreto en el que hablaba de la prensa, tan denostada ahora por Trump, y por lo tanto era el sitio adecuado. Además, hasta ahora los actores de allí se habían mostrado tibios y el discurso de Streep me ha parecido muy valiente, elegante y rotundo", ha señalado.

En cualquier caso, ha reiterado que los Goyas de los últimos años se han producido "situaciones parecidas" y "no hay que rasgarse las vestiduras porque la gente diga lo que piense". Así, para la cantante uno "no se puede abstraer" de la situación que le rodea.

"No hablo solo de los problemas del sector cinematográfico, sino de los problemas a los que te enfrentas como ciudadano del país y del continente. Hay cosas que nos tienen, si no preocupados, sí enfadados y en alerta sobre las cosas que nos pueden ocurrir", ha indicado.

De todas maneras, ha detallado que el discurso será "corto" --"hay que ser muy consciente de los tiempos", ha recordado--, pero "quién sabe a dónde te puede llevar la emoción". La artista tendrá palabras especiales para la gente que le ha ayudado en la profesión, entre los que ha destacado a Miguel Narros.

Ana Belén llevaba doce años sin participar en una película hasta su papel este año en 'La Reina de España'. Precisamente, la actriz ha hablado del boicot al que llamaron en las redes sociales contra la cinta, comparando esta situación con su defensa de la libertad de expresión.

"Esto nos lleva a que la gente debería poder decir lo que siente sin que nadie se ofenda. Más aún cuando las declaraciones se hacen en clave irónica, como en el caso de Trueba, y se sacan de contexto", ha lamentado Ana Belén, quien ha comparado esta situación con un episodio que le ocurrió a principios de 1970.

La actriz de 'Zampo y yo' ha recordado cómo en el año 1973 tanto ella como su pareja Víctor Manuel fueron acusados de pisar la bandera española en México, algo que resultó un bulo. "Esta polémica me ha retrotraído a ese momento de intolerancia, como si no hubiesen pasado 43 años, que se dice pronto. Es un momento que a todos nos suena muy mal pero somos incapaces de preguntarnos qué pasa ahora", ha añadido.

SIN PAPELES EN EL CINE

Ana Belén ha reconocido que está "deseando" seguir trabajando en el cine, pero no le llegan proyectos. "Me apetecería cualquier película que me ofrecieran, con un papel en el que sienta que pueda llevar un personaje y no sea un jarrón", ha asegurado, tras lanzar una queja por los papeles que ofrecen a los hombres.

"Me gustaría muchísimo hacer más cine, con un papel de esos que habitualmente se lo ofrecen a los hombres: que diga muchas cosas, que sea muy rico en matices y con muchas aristas", ha apuntado. Lo que ha rechazado ha sido la posibilidad de volver a dirigir en este momento, después de su experiencia en 'Cómo ser mujer y no morir en el intento' (1991).

"Sería frívolo por mi parte, no porque no lo haya pensado, sino porque no estoy tan preparada como esa gente joven que quiere sacar adelanta su proyecto y se enfrenta a muchos problemas. *Cómo voy a pretender ahora decir frívolamente que quiero dirigir?", ha preguntado.

EL CINE ESPAÑOL Y PEDRO ALMODOVAR

Respecto a la actual situación del cine español y de la Academia, ha coincidido en el diagnóstico, señalando que "hay un problema gordo de financiación". "La Academia hace lo que puede y está muy preocupada por preservar el legado del cine español, ahora que tanta gente se está haciendo mayor. La gente joven debería saber quién les ha precedido", ha destacado.

Repasando su carrera, ha indicado que pudo haber trabajado hasta en dos ocasiones con Pedro Almodóvar, pero una gira por Latinoamérica truncó el proyecto más cercano. En cualquier caso, ha defendido la profesión de actriz, que ha compaginado con su carrera musical.

"No he trabajado para que me den un premio o me nominen, lo he hecho porque es una pasión, una necesidad y me ha permitido entender muchas cosas. Ha valido mucho la pena y sigue valiendo, sigo en esta profesión porque siempre aprendes y te encuentras con sorpresas que no están previstas en el guión", ha concluido.