Alien, abducidos por el AOR

Festival del mejor Rock Melódico en Madrid con "Hardreams" y "Chasing Violets" como teloneros

Alien (Alien)

cultura

| 23.09.2012 - 11:37 h

Alberto Schwarzmann

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cientos de personas aclamaron este sábado por la noche a las leyendas del hard rock, "Alien" en su única actuación en nuestro país.

Lleno absoluto en la Sala Caracol para ver el debut madrileño de los suecos que estuvieron precedidos por las actuaciones de las jóvenes promesas francesas "Chasing Violets" y los catalanes "Hardreams".

HARDREAMS

Los reyes catalanes del hard melódico despuntaron con un recital en el que no faltaron las imprescindibles de su repertorio, "The Night is Falling" o "Rebel Hearts" (para los corazones rebeldes) o el sonido a los Survivor de "Unbroken Promises".

Lo mejor, la portentosa "It´s Only Love" poniendo el broche con un riff que recordaba a los mejores Def Leppard.

"Hardreams" terminaron por todo lo alto con "Wings On Fire", un gran sencillo digno de Magnum y se despidieron con "Two Shots", candidata a convertirse en uno de los himnos del AOR "made in Spain".

ALIEN

La banda sueca se hizo de rogar y no decepcionaron en su primera y única actuación en España, veinticinco años después de su magnífico debut de 1988.

Un disco inmenso grabado en Los Ángeles y considerado por los aficionados entre los mejores plásticos dentro del género del AOR, con el que se consagraron como dignos sucesores de sus mucho más populares compatriotas, Europe.

Los alienígenas más melódicos comenzaron con mucha fuerza, poniendo toda la carne en el asador con los grandes himnos de su carrera, el trallazo "Brave New Love" y el enorme hit "Go Easy".

A partir de ahí se crecieron con un público completamente entregado a la portentosa voz de Jim Jidhed.

El momento álgido del concierto llegó con "Tears Don´t Put Out the Fire", una de las más grandes y poderosas baladas del hard melódico de los 80, a la que siguió la aún más emotiva "Only One Woman" (número 1 en Suecia), con la que empezaron a capella con toques soul y se llevaron la primera gran ovación de la noche.

A destacar la maestía a las cuerdas del guitarrista Tony Borg con "Feel My Love" o "Ready For Love", demostrando que los Alien consiguen endurecer y mejorar su sonido con la magia del directo.

El bajón llegó inoportunamente en los bises con el final un tanto anticlimático del nuevo sencillo "Ready To Fly", que demostró que la sombra del legado de sus canciones ochenteras es demasiado alargada.

Al final consiguieron dejarnos con muy buen sabor de boca rescatando junto a los teloneros "Hardreams" y "Chasing Violets" el clásico de los clásicos dentro del Rock Melódico.

Con el cover de "Don´t Stop Believin" de Journey pusieron el broce de oro a un concierto realmente memorable para uno de los grandes del AOR.