'12 años de esclavitud' le roba a 'Gravity' la gloria total

La película del mexicano fue la cinta más premiada con siete galardones

La autofoto de Ellen Degeneres en los Óscar, la más retuiteada de la historia

cultura

| 03.03.2014 - 09:49 h
REDACCIÓN

12 años de esclavitud, de Steve McQueen, y Gravity, de Alfonso Cuarón, se coronaron como las grandes triunfadoras en la 86ª edición de los Oscar. La película del mexicano, que se llevó la estatuilla al mejor director, fue la cinta más premiada con siete galardones, pero su alegría no fue total ya que 12 años de esclavitud se llevó el premio a la mejor película del año.

En el Dolby Theatre de Los Angeles en una gala conducida por Ellen DeGeneres, dos títulos compartieron gloria. Gravity, que se presumía como gran triunfadora de la noche después de mandar en casi todas las categorías técnicas -y sobre todo después de ver cómo Alfonso Cuarón se alzaba con el Oscar al mejor director- vio como el último y más importante premio fue a manos de Steve McQueen y 12 años de esclavitud.

La película protagonizada por Sanda Bullock y George Clooney se llevó el premio al mejor montaje, mejor fotografía, mejor banda sonora, mejor sonido, mejores efectos visuales, mejores efectos de sonido y mejor director.

"Esto es gracias a ti mamá. Si lo he conseguido es gracias a ti. Te amo", con estas palabras, en español terminaba su discurso de agradecimiento Cuarón al recoger el premio al mejor director. No volvería a subir al escenario ya que, como apuntaban todos los pronósticos, la noche deparaba gloria también para otra película: 12 años de esclavitud.

La colosal cinta de McQueen fue elegida como mejor película del año. Brad Pitt, productor y también miembro del reparto, recogía el Oscar y rápidamente daba la palabra al director británico. "Todo el mundo merece no solo sobrevivir, sino también vivir. Dedico este premio a quienes han sufrido y todavía hoy en día sufren la esclavitud", afirmó McQueen blandiendo la estatuilla.

BLANCHETT CUMPLIÓ CON EL GUIÓN

En el apartado interpretativo, la gran favorita, Cate Blanchett, se alzó con el premio a la mejor actriz protagonista por Blue Jasmine. "Siéntense, son demasiado mayores para estar de pie", afirmó Blanchett al recibir el Oscar en un discurso en que tuvo palabras de agradecimiento para su director, Woody Allen, y en el que también reivindicó las películas protagonizadas por mujeres.

Más reñido estaba el premio al mejor actor, donde Matthew McConaughey dejó a Leonardo DiCaprio sin su primer Oscar en la que era su quinta nominación. "Agradezco el Oscar Dios. Es un hecho científico que cuando tienes a Dios de tu lado tienes un amigo", afirmaba exultante el protagonista de Dallas Buyers Club en un místico discurso.

Su compañero Jared Leto se llevó el premio al mejor actor de reparto por su papel de homosexual enfermo de SIDA. El actor le dedicó el Oscar a su madre, a sus compañeros de reparto, a su banda 30 Seconds to Mars y a "los soñadores" de Venezuela y Ucrania. "Envío mis mejores deseos al pueblo de Venezuela, que lucha por lo que cree. Están en mi corazón".

Del lado de las féminas el premio fue para una muy emocionada Lupita Nyong'o que se impuso por su papel de dócil y aplicada esclava en 12 años de esclavitud. La actriz agradeció entre lágrimas el premio a sus compañeros de reparto y su familia y recordó que el momento "más feliz" de su vida se vive gracias al "sufrimiento" de personas que fueron reales.

El premio al mejor guión original fue para Spike Jonze por su historia de amor entre un humano y su ordenador en Her, y el de mejor guión adaptado para John Ridley, el encargado de convertir en libreto la novela autobiográfica escrita por Solomon Northup y dar a 12 años de esclavitud su tercer premio.

DEDICATORIA ESPECIAL DE SORRENTINO

No hubo sorpresa en la categoría a la mejor película de habla no inglesa y La gran belleza se llevó el Oscar. Su director Paolo Sorrentino dedicó su premio a los Talking Heads, Scorsese, Maradona y Fellini, "inspiraciones" a la hora de hacer cine y llevar un nuevo Oscar a Italia.

Frozen, la cinta de Disney, se llevó el premio a la mejor película de animación y también el Oscar a la mejor canción por Let It Go, el tema central de la cinta interpetado por Idina Menzel.

Otros premiados fueron El gran Gatsby, la cinta protagonizada por Leonardo DiCaprio que se alzó con dos estatuillas: mejor dirección artística y mejor vestuario; el maquillaje de Dallas Buyers Club, que le concedió a la cinta de Vallee su tercer Oscar; y A 20 pasos de la fama, la cinta de Morgan Neville sobre las coristas que se alzó con galardón a la mejor película documental por delante de The Act of Killing, la cinta danesa que partía como favorita.

También se quedó sin premio Esteban Crespo, único español nominado por el corto de ficción Aquel no era yo. Un premio que fue para la pieza danesa Helium de Anders Walter. El Oscar al mejor corto documental fue para la canadiense The Lady In Number 6 y el de mejor corto de animación para la holandesa Mr. Hublot.

UNA AUTOFOTO CON MÁS DE 2 MILLONES DE RETUITS

En menos de 50 minutos, el selfie o autofoto realizado por Ellen Degeneres rodeada de estrellas de Hollywood como Meryl Streep, Brad Pitt, Angelina Jolie o Julia Roberts en la ceremonia de los Óscar se ha convertido en la más retuiteada de la historia, superando el millón de retuits.

Hasta ahora, la foto más retuiteada era la que subió el presidente estadounidense, Barack Obama, al ganar por segunda vez las elecciones de Estados Unidos, en la que abrazaba a su esposa, Michelle Obama, y que, hasta ahora, había sido retuiteada 778.329 veces.

Sin embargo, la deslenguada presentadora de los Óscar se propuso hoy superar esa marca y lo consiguió en poco tiempo, además de lograr uno de los momentos más divertidos de la gala, en la que apostó por la informalidad y la cercanía con las primeras filas de la platea, para alcanzar, hasta ahora, más de 2 millones de retuits.

La popular presentadora de televisión, vestida de blanco, consiguió encuadrar en una sola foto a Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Badley Cooper, Julia Roberts, Kevin Spacey, Brad Pitt, Angelina Jolie, Lupina Nyong'o y su hermano y Jared Leto.

Ellen Degeneres ha asumido por segunda vez las riendas de la ceremonia de entrega de los galardones más importantes de la industria del cine, en la que también ha repartido pizza entre algunas de las estrellas presentes, aunque ambos momentos han respondido a momentos publicitarios de teléfonos móviles y cadena de pizzerías y refrescos.