“Tricicle” y la cultura del gesto

Triunfan en Madrid con su último espectáculo, “Bits”

Tricicle, en su espectáculo 'Bits'

cultura

| 09.11.2012 - 19:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Francia es el lugar donde "mejor tratados" se han sentido los integrantes del grupo humorístico Tricicle, algo que justifican por "la cultura del gesto" que existe en el país vecino, aunque reconocen que antes de retirarse les gustaría quitarse "la espinita" de actuar en Broadway.

"Estuvimos a punto de hacerlo. Hubiera sido el sueño americano", han explicado los miembros de Tricicle en una entrevista con el programa de radio "La hora de Luján", presentado y dirigido por Luján Argüelles en colaboración con la Agencia Efe.

"Bits", el último espectáculo del trío supone su octavo y último montaje antes de retirarse, un espectáculo sobre las nuevas tecnologías "utilizadas para exponer situaciones cotidianas" como han hecho "durante 32 años", un formato que les permite mostrar sus "ocurrencias", según Carles.

"No trabajaremos un espectáculo nuevo, ya son muchos años de oficio y viajes y, seguramente, dentro de dos o tres años no tendremos las mismas energías", señalan los cómicos, quienes sin embargo no descartan hacer un "adiós muy buenas" con lo mejor de Tricicle.

Carles Sans (1955), Paco Mir (1957) y Joan Grácia (1957) reconocen que "el mejor momento" fue 'Manicomic', su primer espectáculo, estrenado en 1979, que supuso "el salto" de una sala café-teatro "de tres minutos a un espectáculo de noventa", lo que originó su "gran confirmación".

No obstante, reconocen que su actuación en la clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona (1992) fue "un momento espectacular" y admiten que en sus 32 años de convivencia ha habido "temas de todos los colores, pero aquí estamos, la compañía está por encima de los roces".

"Nos llevamos bien", dice Carles, mientras que para Joan la clave está en que siempre les ha ido bien, y "el secreto" en que cada año se dan dos o tres meses de vacaciones para "desengrasarse".

A la pregunta de qué les hubiera gustado hacer de no haber sido Tricicle, Joan responde que trabajar "en algo creativo a nivel individual", como pintar o tocar el piano; Paco, por sus estudios de cine, se decanta por "el mundo de las series", mientras que Carles se ve "en la radio" y también en la fotografía porque, aunque estudió Derecho, reconoce que no le gustaba.