El hiperrealismo de Eduardo Naranjo en el Palacio de Gaviria

EL hiperrealismo de Eduardo Naranjo en el Palacio de Gaviria

Eduardo Naranjo inaugura con su obra el patio del Palacio de Gaviria. Diecinueve obras en las que reflexiona sobre su propio arte. Haciendo gala de un fino realismo de llamativos colores. Jugando en todo momento con el ojo humano, la perspectiva, las líneas y aportando magia a la realidad.

Cuadros hiperrealistas que son como ventanas a otros mundos. Así es es el Realismo Mágico de Eduardo Naranjo.

Un pintor imprescindible cuya obra transita sueños, cuerpos y paisajes y que llevaba diez años sin exponer en Madrid. Ahora su obra reciente, la más luminosa de su carrera, llega al Palacio de Gaviria, donde podrá contemplarse hasta el 22 de julio.

El pintor extremeño que considera que el arte debe provocar evocaicón y felicidad, orque en definitiva es "otra realidad creible".