La factoría Disney al descubierto en el CaixaForum Madrid

diseney

Descubrir el proceso creativo de más de ocho décadas de animación o, lo que es lo mismo, desde "Los tres cerditos" hasta "Frozen", es lo que propone para toda la familia la exposición "Disney. El arte de contar historias", una muestra donde la mayor factoría de animación se muestra sin filtros.

Y lo hace a través de 215 piezas, entre dibujos, pinturas, impresiones digitales, guiones o cortometrajes, en los que el visitante del Caixaforum de Madrid -desde mañana y hasta el 4 de noviembre- podrán descubrir cómo "Blancanieves" fue pensada como una joven rubia en su origen o cómo surgió la idea de "Los tres cerditos".

Un cuento este inspirado en una fábula norteamericana que pretende enseñar la "virtud" que entraña ser una "persona práctica y trabajadora" en un momento (1933) en el que Estados Unidos estaba inmerso en la Gran Depresión, según ha contado Elisa Durán, directora de CaixaForum Madrid, entidad organizadora de la muestra junto a Walt Disney Animation Research Library.

Dividida en cinco ámbitos (los mitos, las fábulas, las leyendas, los cuentos norteamericanos y los cuentos de hadas), "Disney. El arte de contar" llega a Madrid -tras visitar Sevilla y Barcelona- como un punto de encuentro entre "abuelos, padres e hijos" porque, en palabras de Durán, se trata de una exposición "intergeneracional".

Pero también se trata de un "homenaje" a los estudios Disney donde el espectador podrá descubrir "la vigencia de esos relatos", así como podrá acercarse a las técnicas que se utilizaron desde la década de los 30 del pasado siglo para dale vida a estos personajes.

Aunque también se presenta como una oportunidad para ver, según ha explicado Mary Walsh, directora de la Walt Disney Animation Research Library y jefa del equipo de comisarias de la muestra, parte del archivo de 65 millones de obras de arte que custodian en sus sede de California, un fondo artístico e histórico del que no salen todas sus piezas, sino solo las que gozan de mejor salud para viajar.

La muestra arranca con la sección de "los mitos", donde el espectador podrá ver bocetos, dibujos o storyboards de las historias cargadas de simbolismo que Walt Disney (Chicago, 1901- California, 1966) llevó a la animación, como "Fantasía"(1940), "La diosa de la Primavera" (1934) o "Hércules" (1997).

El recorrido continúa con "las fábulas", historias donde los animales se comportan como humanos para transmitirnos valores como el del trabajo y la perseverancia en "El saltamontes y las hormigas" (1934) o "Lo mejor de Donald" (1938), una obra que nació del empeño de la entonces primera dama de los Estados Unidos, Eleanor Roosevelt.

Según han contado en la rueda de prensa, en 1934 Roosvelt envió una carta a Disney en la que le pedía "encarecidamente" que contara la historia de "Pedro el Desgreñado", un cuento alemán de Heinrich Hoffmann, sobre un grupo de niños que se ve en graves dificultades por su mala conducta.

Y Disney no dudó en llevarla al lado cómico y poner al Pato Donald en esta situación: decidir hacer caso a su conciencia, ya sea buena o mala, cuando va de camino a la escuela.

Durante la exposición también se abordan los procesos de creación de "leyendas" como la de "El flautista de Hamelín" (1933) o "Merlín el encantador" (1963) y "Robin Hood" (1973); así como cuentos tradicionales y de hadas como "Tiempo de Melodía" (1948), basada en el cuento "La leyenda de Juanito Manzanas"; o "Blancanieves y los siete enanitos" (1937) o la más reciente y última princesa Disney, "Frozen"