Una exposición recorre los mitos de Cecil Beaton, el fotógrafo de las estrellas

La Fundación Canal y PHotoEspaña organizan la exposición 'Cecil Beaton, mitos del siglo XX', una muestra dedicada a uno de los fotógrafos más importantes del pasado siglo, que capturó el mundo estilizado y exquisito de las estrellas de cine, la cultura, la moda y la alta sociedad. Esta exposición, que podrá visitarse desde este jueves 31 de mayo hasta el 19 de agosto, acoge un total de 116 imágenes de personalidades como Greta Garbo, Marlene Dietrich, Marilyn Monroe, María Callas, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Truman Capite, Mick Jagger, Coco Channel o la Reina Isabel II.

Las comisarias de esta muestra son Joana Ling, responsable del departamento The Cecil Beaton Studio Archive Sotheby's Picture Library, y Oliva María Rubio, directora artística de La Fábrica, que han dividido esta muestra en cuatro apartados: Cine y Hollywood, Arte y cultura, Moda y belleza, y Sociedad y política.

Beaton (Londres, 1904- Salisbury, 1980) comenzó su carrera fotográfica en casa de sus padres, donde creó un estudio profesional, a raíz de la pasión que por este arte que le transmitió la niñera familiar. Su madre y sus hermanas, vestidas con trajes llamativos, fueron sus primeros retratos.

Uno de los ámbitos en los que más se movió el fotógrafo fue la época dorada de Hollywood, en la que tuvo la oportunidad de inmortalizar rostros de estrellas como Marily Monroe --de quien destacó su "inocencia" y "diversión--, Joan Crawford o Audrey Hepburn, según han relatado las comisarias de la muestra.

El interés de las personalidades del cine por Beaton se refleja, como ejemplo, en las declaraciones que hizo Hepburn cuando vio las fotos de su sesión. "Desde que tengo memoria he deseado ser bella. Mientras miraba las fotografías anoche, me di cuenta que lo fui durante un tiempo y fue gracias a ti", le dijo.

Entre todas las estrellas a las que retrató en sus viajes a Estados Unidos destaca Greta Garbo, que en palabras de Ling fue la "gran mujer de su vida", de quien se enamoró y a quien llegó a proponer matrimonio sin éxito. "Empezaron una relación intermitente y ella hizo un esfuerzo por estar con él, pero Beaton pronto se dio cuenta de que no le iba a amar como él quería", ha dicho.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: PUNTO DE INFLEXION

Según han señalado las comisarias de esta muestra, Beaton no fue ajeno a las desgracias de la Segunda Guerra Mundial, que marcó un punto de inflexión en su carrera. Durante el conflicto, tomó alrededor de 10.000 fotografías de edificios destruidos, niños en hospitales y orfanatos y otros aspectos de la realidad de la guerra. Según han destacado, esta experiencia supuso un antes y un después en su carrera, cuyas creaciones sufrieron cierta sobriedad.

Durante este tiempo también fotografió a Churchill y no fue él la única personalidad política y social a la que inmortalizó. Fue Beaton el fotógrafo elegido para retratar el matrimonio de Eduardo VIII y Wallis Simpson, una celebridad americana divorciada en dos ocasiones que no fue vista con buenos ojos y que provocó la denuncia al trono del heredero.

Además, Beaton fue el responsable de tomar las fotografías de la coronación de Isabel II en 1953 y retrató también a la Reina Sofía, al 17 duque y 18 duquesa de Alba o a la Baronesa Fiona Thyssen-Bornemisza.