El español de Cervantes, "patrimonio compartido y de futuro"

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reivindicó el español, a través de su "figura más visible y reconocida", Miguel de Cervantes, como "el patrimonio construido y compartido a lo largo de la historia" y "clave para afrontar el futuro".

Sáenz de Santamaría se expresó así en la constitución de la Comisión Nacional para la conmemoración del IV centenario de la muerte de Cervantes, celebrada en la Biblioteca Nacional, y en la que participaron, entre otros, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

"El patrimonio que hemos construido y compartido a lo largo de la historia es clave para afrontar el futuro", defendió la vicepresidenta del Gobierno para trasladar que estamos en un "momento histórico para España como potencia cultural".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha destacado la importancia que este acontecimiento tiene “no sólo para la cultura, sino también para el turismo en la región” y ha asegurado que el Gobierno regional va a participar en esta conmemoración con la celebración de una serie de actos específicos, especialmente en la ciudad de Alcalá de Henares, donde nació Cervantes, “que sin duda van a permitir atraer a mucha personas a Madrid”.

La vicepresidenta del Gobierno ha presidido en la Biblioteca Nacional la constitución del Pleno de la Comisión Nacional para la Conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Durante su intervención, ha calificado la lengua española como una de las mayores ventajas competitivas, como potencia económica y como potencia de comunicación social y por ello, ha considerado, no se puede olvidar "que el patrimonio que hemos construido y compartido a lo largo de la historia es una de las claves para afrontar con éxito el futuro".

Con la reunión del Pleno, se ha dado un importante paso en la conmemoración de la muerte "de uno de nuestros creadores literarios más importantes y una figura esencial de las letras universales como es Miguel de Cervantes".

Una conmemoración con la que se quiere rendir homenaje al autor y a su variada y monumental obra. "Conmemoramos no solo al responsable de la obra más reconocida y más leída, considerada la obra primera novela moderna del mundo, sino también a quien ha cultivado todos los géneros con excelencia, innovándolos y reinterpretándolos".

Cervantes como narrador, como poeta o como dramaturgo recoge las principales tendencias de su época, convirtiéndose en testimonio privilegiado de su tiempo.

Un tiempo al que nos permite asomarnos con cada una de sus obras, "porque el impresionante genio del Quijote se vierte también en otras obras cervantinas, catapultadas por la fama de las aventuras del ingenioso hidalgo, y configuran un estilo propio y convierten a Cervantes en la figura capital de la literatura española".

Para Soraya Sáenz de Santamaría, Cervantes no es solo el escritor español más universal, sino el más universal de los escritores en lengua española. "Una lengua que logró en el convulso siglo XVII la cima de su brillantez creadora y que encontró en Cervantes a uno de sus más importantes bastiones. Lejos de limitarse a perfeccionarla, tejió con ella una obra de omnipresente intemporalidad y eso quizá también es lo que en esta conmemoración queremos reconocer", ha afirmado.

España vive un momento histórico como potencia cultural, en un entorno globalizado de enorme desarrollo de las tecnologías de la información y de la comunicación "y de grandes posibilidades de difusión internacional de la literatura".Por tanto "es un momento en que lo inmediato no debe estar reñido con lo intemporal y con su reconocimiento y prueba de ello son las innumerables expresiones cervantinas que todavía están presentes hoy en nuestra vida cotidiana y en nuestro lenguaje diario".

Según la vicepresidenta del Gobierno, Cervantes sigue vivo además de en nuestras lecturas, en las escrituras de hoy. "Sin su aportación a la novela moderna no podríamos comprender la novela de hoy y de ahí que todos los grandes escritores de todos los ámbitos al final reconozcan su deuda con el genio de Alcalá".

También ha recordado las palabras de Miguel Delibes cuando recogió el Premio Cervantes en 1993, respecto a que la palabra de Cervantes sigue viva a través del tiempo y embarcada en la nave global de la lengua castellana.

"La obra de Cervantes ha dejado de ser exclusivamente española para ser además de iberoamericana por el idioma, europea por excelencia cultural y universal por su difusión compartida en el mundo".

Por todo ello, el objetivo de la Comisión es reforzar esa difusión, programar, impulsar y coordinar distintas acciones para destacar su figura y la aportación cervantina al mundo de las letras y de la cultura española.

"Debemos dedicarnos a fomentar la lectura de Cervantes. Un clásico de la literatura no es una obra cerrada sino que se enriquece y vuelve a escribirse cada día con la experiencia lectora de cada generación".

El Pleno, que ha aprobado las líneas generales del programa de actividades así como el logotipo oficial del acontecimiento, ha estado compuesto, entre otros, por el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Iñigo Méndez de Vigo; el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle; la directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, y el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

La conmemoración tiene carácter de acontecimiento de excepcional interés público, por lo que ofrece unos incentivos y beneficios fiscales que pueden llegar al 90 % de la inversión.